window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'UA-125503861-2'); setTimeout(“ga(‘send’,’event’,’Ajuste de Tasa de Rebote’,’Mas de 25 segundos de permanencia’)”,25000);

Una resonancia no es lo que necesitas

/, Vida saludable/Una resonancia no es lo que necesitas

Una resonancia no es lo que necesitas

2019-01-09T17:38:12+00:0009/Ene/19|Lesiones, Vida saludable|1 comentario

Me hace mucha ilusión empezar 2019 con nuevas aportaciones, como es el caso del artículo de hoy.

A partir de ahora, de vez en cuando os traeré artículos de invitados, es decir, artículos relacionados con la salud osteomuscular pero escritos por otros profesionales que pueden ser médicos, fisioterapeutas, preparadores físicos, nutricionistas, etc. o todo aquel que pueda aportarnos algo bueno y constatado para nuestra salud osteomuscular.

En realidad, con el comienzo del año y después de mi último artículo (Navidad, dolor y kilos de más), lo que pretendía era empezar con la publicación de este otro:

10 tips que mejorarán tu salud y tu aspecto en 2019

 

Pero necesito cerrar algunos puntos, por eso he pensado que para ponernos las pilas de verdad, nada mejor para empezar el año que la abrumadora forma de expresar las cosas que tiene la Dra. María José Pozo.

Para mi es un placer presentaros a María José Pozo porque nos une una bonita profesión y un puñadito de buenos momentos.

María José Pozo es traumatóloga, médico estético, deportista (de las de verdad) y aspirante a cocinera. Es una amante de la salud, practica la vida saludable y es una firme defensora de los buenos hábitos como base para obtener una buena salud.

Según María José, dedicar tiempo a la familia, practicar deporte, comer sano y variado, reír y saber perdonar son las claves para combatir el dolor y mejorar nuestro aspecto, algo con lo que estoy totalmente de acuerdo.

Es una mujer inteligente y admirable que transmite ganas de pasar a la acción y mejorar. Por eso os la traigo a mi blog.

¿Te duele la espalda? En su artículo nos habla de la amnesia glútea y en el empeño que existe muchas veces en pedir una resonancia para averiguar qué pasa, un artículo especialmente interesante si eres deportista. Además, ha tenido el detalle de introducir un enlace a un video realizado por ella donde pone ejemplos de cómo podemos trabajar nuestros glúteos. Es posible que te asustes al verlo porque, claro, María José tiene mucho nivel. Pero de lo que se trata es de que sepas cómo trabajarlos y, recuerda que si no sabes por dónde empezar siempre tienes a fisioterapeutas, en caso de que tengas una lesión, y preparadores físicos para enseñarte a hacerlos bien y adaptados a ti.

De todas formas no os preocupéis: la semana que viene, en el artículo que os he mencionado antes, os pondré una relación de ejercicios “nivel usuario” o, como yo suelo decir, “nivel Mari” que os dará menos miedo visto desde casa.

Os dejo ya con el artículo de María José Pozo. Espero que os guste.

 

Una resonancia no es lo que necesitas

Por María José Pozo

 

Siempre explico a mis pacientes que el cuerpo es como una empresa: además de tener cubiertos todos los puestos de trabajo, es importante que los empleados que los ocupan estén debidamente preparados, que cumplan con su trabajo, y que se vayan a casa a la hora debida (ni antes ni después).

¿Y esta historia a qué viene?

Bueno, en general les cuento esto cuando ante un episodio de dolor que les fastidia y les impide llevar su vida normal, piensan que las pruebas de imagen van a revelar cuál es su problema. Es frustrante para ellos y difícil para mí explicarles que realizar una resonancia magnética no nos aportará nada: porque se trata de una “fotografía” (y entrecomillo porque realmente la resonancia magnética no es una fotografía, sino más bien un “retrato robot”) de nuestra empresa. Es decir, nos mostrará a los empleados en sus puestos, pero no nos contará si están trabajando como deben hacerlo y en el momento adecuado.

¿Qué pasa en una empresa cuando un empleado no está sobradamente cualificado o se tira al palo?

Pueden pasar dos cosas: que uno o varios compañeros pringuen por él (y al cabo del tiempo, acaben “quemados” por tener que hacer tanto trabajo extra, para el que a veces no están formados) o que la tarea quede sin hacer, lo que suponga un grave perjuicio para la empresa. En la amnesia glútea, lo que ocurre es que los glúteos (especialmente el glúteo medio) están ahí, no les pasa nada… pero no funcionan. Y no funcionan porque al director de la empresa (la corteza cerebral, el cerebro), se le ha olvidado que detrás de aquél biombo de la esquina del despacho hay un empleado (Sr Glúteo, le llaman) que es teóricamente el más preparado para sacar la contabilidad de la empresa, y le ha dejado todo el trabajo a los becarios (cuadrado lumbar, fascia lata, isquiotibiales…).

A fuerza de que nadie le pida trabajar, el Sr glúteo medio y también el Sr glúteo mayor, están olvidando todo lo que saben de contabilidad (estabilización de la pelvis, extensión de cadera, separación de la pierna…) y se vuelven muy vagos. Cada vez tienen menos capacidad de trabajo y no están al día. Cada vez quieren trabajar menos.

Imagínate ahora, que además de estar olvidado por el jefe, el Sr Glúteo que teóricamente es el más preparado para sacar la “contabilidad”, tiene que soportar una gotera que cae sobre su escritorio, el ruido de una obra justo al lado de su puesto, no tiene ventanas, no tiene acceso al agua durante su jornada, y está sentado en una piedra en lugar de una silla… podemos entender que haga mal los números, ¿verdad? Entonces, el jefe saturará aún más a los becarios.

Pues en nuestro caso, estar todo el día sentados, en posición estática, aplastando los glúteos contra una superficie dura, estirándolos para poder adoptar la postura de flexión de cadera que precisamos para estar sentados, y limitando el riego sanguíneo que les llega, es nuestra manera de fastidiar al contable olvidado (D.E.P. Sr Glúteo).

 

En resumen, la amnesia glútea está asociada a nuestro estilo de vida.Y no se soluciona fácilmente: si haces ejercicio a lo loco, lo más seguro es que sobrecargues a los becarios y el experto contable siga deprimido en su rincón sin hacer nada. De hecho, la amnesia glútea es frecuentísima en corredores de fondo…y por eso las lesiones lumbares, isquiotibiales y el síndrome de cintilla iliotibial también lo son. Ponte en manos de tu entrenador. Nadie nace sabiendo, no creas que por llevar toda tu vida haciendo deporte no necesitas quien te guíe. Los deportistas olímpicos tienen todo un equipo de profesionales a su alrededor, y supongo que están más dedicados al entrenamiento que cualquiera de nosotros.

¡Así que aprieta el culete, levántate de la silla y ve a por todas! Y no le insistas a tu traumatólogo en que te pida una resonancia magnética.

 

Pincha aquí para ver el video cómo fortalecer los gúteos. Hecho de manera muy simpática.

Suscríbete a MQP ahora !!

Un comentario

  1. Samuel 11/01/2019 22:18 - Responder

    Extraordinaria la similitud!

    Sin embargo, reconozco que se me ha quedado corto. Es tan interesante que me he quedado con ganas de más. Espero lo desarrolléis en el futuro.

    Enhorabuena y gracias por vuestra dedicación.

Deja tu comentario

Usamos cookies para mejorar la experiencia del usuario y para estadísticas del tráfico. Al continuar navegando entendemos que Vd. lo consiente   Estoy de acuerdo