window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'UA-125503861-2'); setTimeout(“ga(‘send’,’event’,’Ajuste de Tasa de Rebote’,’Mas de 25 segundos de permanencia’)”,25000);

Torcedura de tobillo

//Torcedura de tobillo

Torcedura de tobillo

2018-12-10T10:40:25+00:0009/Dic/18|Lesiones|10 comentarios

¿Sabes qué hacer cuando te tuerces el tobillo ?

 

En las últimas semanas dos compañeras de trabajo, Maria José Cabral e Isabel María Sánchez,  han sufrido un esguince de tobillo y esto hay hecho que decida hablar sobre ello en este post.

Sobre el esguince de tobillo podríamos hablar muchas cosas. Sin embargo yo quiero centrarme hoy en cómo tratarlo desde que te ocurre, porque todavía no existe un acuerdo total sobre la forma de tratarlo.

Por si no has padecido nunca un esguince de tobillo te diré que es lo que te pasa cuando el pie se tuerce hacia dentro de manera brusca (lo más habitual, aunque hay otras formas de esguince) estirando más de la cuenta los ligamentos de la parte externa del tobillo. Esto provoca una rotura de las fibras de los ligamentos de modo que cuantas más fibras hay rotas, más grave es el esguince (dibujo abajo).

 

Esquema de esguinces de tobillo. El tobillo tiene más ligamentos. Esto es una aproximación.

 

Lo peor es que te sale un bulto enorme debido a la inflamación y cuando se enfría y apoyas, te acuerdas de toda la estirpe del niño que te dio el empujón mientras corría jugando con sus amigos, o del adoquín de la calle principal de tu pueblo que está levantado y pisaste mal, o de cualquiera que fuera el gesto estúpido o no que te hizo perder el equilibrio y doblar tu tobillo.

De hecho hay gente que no puede ni apoyar al principio y eso indica gravedad y la necesidad de que te lo valoren en urgencias.

El caso es que a Isabel Sánchez, una de nuestras magníficas enfermeras, mientras hacía deporte, tuvo la mala suerte de tropezar y torcerse el tobillo. La reacción inflamatoria fue inmediata (foto).

 

Este es el tobillo de Isabel con una inflamación enorme.

Viendo estas imágenes tu cerebro interpreta que te has hecho pupa de la gorda y que lo mejor será no apoyar por si acaso y ponerte mucho hielo. Pero ¿está demostrado que eso mejore?

 

¿Qué hago tras torcerme el tobillo?

Normalmente, la terapia más extendida se resume en las siglas RICE, en inglés, que no es más que:

Rest: reposo

Ice: hielo

Compression: poner un vendaje compresivo.

Elevation: elevar el pie fastidiado.

Esto se suele recomendar para los primeros 2-3 días. Pues bien, aplicar esta terapia sola no está demostrado que sea totalmente efectiva.

 

¿Por qué RICE no es la mejor terapia del mundo para mi esguince de tobillo?

A ver, no es que sea veneno, pero los motivos por los que realmente no es lo mejor si la aplicas en exclusiva son los siguientes:

El REPOSO, es la forma de protegernos cuando nos hacemos daño o creemos que nos podemos hacer más si nos movemos. Es instintivo.

Sin duda el reposo es necesario en muchos problemas, pero en general, no es bueno, al menos no el prolongado y la gente entiende al instante que debe quedarse con el trasero pegado al sofá.

Estamos diseñados para movernos y si por un esguince de tobillo nos quedamos quietos un montón de días, ten por seguro que la recuperación será más lenta, por no decirte lo que te puede engordar el trasero después de quedarte entre una y tres semanas sentada/o viendo “Espejo Público”, “Mujeres y hombres y viceversa”, “El secreto de Puente Viejo”, “Sálvame Naranja” y el “Pasapalabra”.

Creo que he sido convincente.

El HIELO. Que el hielo baja la inflamación lo sabemos todos. Pero lo que hay que preguntarse es si la inflamación sirve para algo. Pues sí. La inflamación no es más que el intento de nuestro cuerpo de reparar un daño. Se abulta la zona dañada porque el cuerpo manda un montón de células para arreglar el daño.

Así que si cortamos la inflamación no estamos ayudando a nuestro cuerpo a recuperarse antes (estudio).

Sin duda el HIELO quita el dolor pero no adelanta la recuperación de la lesión.

 

La COMPRESIÓN ¿ayuda? Pues tampoco es que haya una evidencia aplastante, pero sin duda te ayuda a que se te abulte menos y te da sensación de seguridad.

La ELEVACIÓN del tobillo lesionado. Pues hace casi lo mismo que la compresión, ayudar a tu sistema linfático y evitar acumulos en tu tobillo, así que no te va a venir mal.

Aprovecha cuando estés sentado viendo tu serie de Netflix favorita, y luego a moverse.

 

Por tanto el REPOSO y, siendo estrictos, el HIELO hacen que  RICE no sea la mejor opción para la recuperación de tu tobillo.

 

Después de esta terapia llegó PRICE. La P es de Protección, que se refiere a protección con alguna ortesis de ortopedia o algo similar. La idea es que dejando el tobillo totalmente quieto, sea cual sea el grado de lesión, este recuperará, pero no es así del todo.

 

¿Entonces que hago RICE O PRICE? Sigue leyendo, que no acaba la cosa aquí.

Pues para liarnos más, a alguien se le ocurrió revisar todo esto de nuevo viendo que algo cojeaba, además de tu tobillo fastidiado. La recuperación no era la correcta con estas terapias. Dejar muy inmovilizado el tobillo y en reposo no es lo mejor. Por esto crearon el protocolo POLICE, sí, como el grupo de música en el que salía Sting en sus tiempos mozos.

POLICE

POLICE cambia el REPOSO y  lo sustituye por el APOYO SEGÚN TOLERANCIA AL DOLOR. Es decir, con este nuevo protocolo se te permite apoyar el pie y va más acorde con lo que te contaba al principio de que lo suyo es moverse. Mucho mejor.

POLICE es la terapia más extendida actualmente.

 

¿Y si tengo un esguince grave (III)?

El tratamiento del esguince grave (grado III) es todavía controvertido.

En los estudios se observa que permitir al tobillo la movilización temprana junto con la colocación de alguna férula que te inmovilice el tobillo (no muy rígida), parece que mejoran más que dejarlo quieto en férula. Sin embargo, en otro estudio bien diseñado se observó que las personas con un férula rígida desde rodilla hasta pie evolucionaron mejor.

 

Por tanto no quedan claros los tiempos en los que es recomendable tener una férula rígida en un esguince grave.

En los esguinces graves con mucho derrame, a veces las personas necesitan el uso de alguna muleta o bastón inglés para poder apoyar con cierta seguridad.

El esguince de María José Cabral, una de las mejores celadoras que tenemos en el quirófano, fue bastante grave. En su caso se inmovilizó al principio con férula rígida para pasar posteriormente a tapping (foto).

El tobillo de María José inmovilizado ya si férula rígida. Su fisio le ha puesto un vendaje tipo tapping, algo más rígido que el vendaje normal pero no tan rígido como una ortesis o férula de yeso.

 

Si algo tiene María José es que es “echá palante” como ninguna, como solemos decir por estas tierras, y pese a eso ha tenido que ir poco a poco y con ayuda de bastones debido a la gravedad de su esguince. Eso sí, siempre bajo las recomendaciones de su fisioterapeuta.

Lo que quiero decir con esto es que los esguinces graves todavía se controlan con inmovilización, pero recuerda, que esta inmovilización no debe interferir nunca con la rehabilitación.

Pero espera que no he acabado. POLICE (protección, apoyo según dolor, hielo, y tobillo en alto) es posiblemente el más usado actualmente para el esguince de tobillo, con resultados satisfactorios, pero las últimas tendencias hablan de:

 

MEAT: movimiento, ejercicio, analgésicos y tratamientos (otros). Aquí se admite de buen grado los analgésicos, pero siempre dando prioridad a la rehabilitación.

Sin férulas rígidas ni nada. Quizás este sea el protocolo que termine implantándose en un futuro próximo, pero hago hincapié que lo importante no es la pastilla, sino el movimiento y la rehabilitación de tu tobillo.

 

María José recibiendo magnetoterapia en su tobillo. Este es uno de los otros tratamientos de los que hablaba. La magnetoterapia se aplica en muchas lesiones pero no hay evidencia de que funcione en todas.

 

 

¿Entonces por qué en el hospital me han colocado una férula de yeso?

Quiero pensar que es porque tu diagnóstico es de esguince grave y debes tener un seguimiento en consultas. Si es un esguince de un grado menor yo no colocaría férula rígida.

Es cierto que se abusa de la inmovilización, pero es un problema de:

1- Falta de estudios que concreten los tiempos más adecuados para tener un tobillo inmovilizado.

2- Falta de medios que nos permitan seguir más de cerca al paciente. A ver, si tienes acceso inmediato a un centro donde te ha valorado un médico y hay un servicio de fisioterapia a tu disposición desde el minuto uno, no estamos hablando de nada de esto.

Si eres Messi no tendrás ese problema

El problema ocurre en el sistema sanitario público, donde el seguimiento no es tan cercano como se desearía ni tienes a tu disposición a un fisioterapeuta inmediatamente tras la lesión. Además muchas personas te comentan que no pueden permitirse un fisioterapeuta privado. Y por otro lado hay que seleccionar bien a la persona colaboradora a la que le puedes reducir el tiempo de inmovilización rígida, porque puede haber sorpresas desagradables.

Recuerdo el caso de un señor con esguince grave al que se le redujo el tiempo de inmovilización. Todo iba de perlas hasta que le surgió un imprevisto en su campo y se puso a trabajarlo como un loco. Cuando volvió, daba miedo ver ese tobillo. Esto retrasó enormemente su recuperación.

Así que si el seguimiento y la colaboración no son los ideales, la inmovilización juega su papel.

Pero ya os digo que esto cambiará.

 

¿Y debo ponerme HIELO entonces?

Pues sentido común. Intenta no ponértelo ya que el bulto te bajará mucho con el vendaje compresivo/ tobillera y elevación sin interferir en la acción de la inflamación. Pero si no aguantas sin el hielo, pues no pasa nada, no cometes ningún crimen.

Peor es que te tomes ANTIINFLAMATORIOS, porque aunque se ha demostrado que te alivian bastante (estudio), también se sabe que retrasan la cicatrización de los tejidos (estudio). 

 

Por tanto MI RESUMEN:

 

1-Inmediatamente tras el esguince intenta comprobar si mueves el tobillo y apoyar. Si puedes hacerlo, sigue leyendo. Si no, debes ir a urgencias para que se descarte una fractura o una afectación importante de la unión entre la tibia y peroné, u otros (esguince grave, fractura de huesos del pie, etc). No sería la primera vez que tenemos que operar un tobillo fracturado que se pensó que tenía un esguince.

 

2- Búscate un fisio que te dirija. Si no puedes, colócate una tobillera y atento.

 

3- Comienza a apoyar según tolerancia pero andando normal. Nada de apoyar la puntita del pie ni cosas así. Se trata de ir adaptándose a un apoyo normal el tiempo que vayas tolerando.

 

4- Coloca el pie en alto cuando estés descansando y realiza los movimientos que te permita.

 

5- Si la inflamación es muy grande puedes usar HIELO, pero no desde el principio (dale un chance) y no lo apliques de manera continua y siempre protegido con algún paño para no quemar tu piel. Pero el objetivo es que lo evites.

 

6- Si te duele mucho, tómate algún analgésico, pero evita los antiinflamatorios porque retardan la cicatrización.

 

7- Si ves que no evolucionas bien, no te encierres, busca a un fisioterapeuta. Es posible que necesites ayuda con otros tratamientos, aunque algunos, como los ultrasonidos, no parecen que funcionen según la evidencia.

Todo esto para esguinces no graves. Recuerda: en el esguince grave, siempre muy controlado por tu médico y fisioterapeuta: NO QUEREMOS QUE TE QUEDE UNA INESTABILIDAD Y SE CONVIERTA EN UNA LESIÓN CRÓNICA QUE PUEDA NECESITAR UNA CIRUGÍA.

Seguro que si escuchas a tu cuerpo y no te quedas quieto te recuperarás pronto.

 

Después es conveniente que trabajes la propiocepción, que sirve para que tu tobillo no sea inestable y así evitar que te vuelva a ocurrir lo mismo.

 

¿Cómo trabajo la propiocepción?

Algunas formas son:

1- Intenta coger una toalla con los dedos de los pies.

2- Rueda una botella con el pie-tobillo  afectado.

3- Coloca una toalla o una banda elástica a modo de estribo en el pie y prueba a hacer como el que acelera el coche pero con resistencia por parte de tus manos que tiran de la toalla o banda elástica.

Otros puede ser el bosu o la plataforma inestable (plato de Böhler). En internet tienes pruebas de todos ellos.

 

¿Y la cirugía?

En el caso de esguince agudo sólo se plantea en esguince grave en personas deportivamente activas, pero no a todos. Hay que seleccionar a los candidatos.

_________________________________________

Pese a la gran inflamación que tuvo, Isabel inició apoyo con el tobillo sujeto según iba tolerando. Recurrió al hielo porque su inflamación era bestial. Pero se recuperó pronto para lo impresionante que resultó su lesión al principio. Todo gracias a un apoyo protegido desde el principio y sin dejar de ser activa. Isabel realizó una terapia POLICE.

Y aquí la vemos de nuevo en marcha con su marido, al poco tiempo, totalmente recuperada.

 

La lesión de María José ha sido más grave y más reciente y todavía sigue muy de cerca las recomendaciones de su fisioterapeuta con apoyo progresivo. No queremos que su lesión se cure mal y su tobillo quede inestable por una lesión crónica. Pero aquí la veis, fantástica pese a sus muletas y su tobillo vendado. Genio y figura.

 

En recuperación pero mejorando por momentos.

 

Unas máquinas las dos.

 

 

Por Dra Irene Sánchez de MásQuePastillas.com

¡Suscríbete gratis y recibe sin compromiso las notificaciones de mis próximas publicaciones!

Suscríbete a MQP ahora !!

10 comentarios

  1. Manuela Moreno 09/12/2018 23:22 - Responder

    Eres genial doctora. Clarito, clarito. Ojalá no tengas que recurrir a estos consejos, pero si fuera necesario espero no olvidarme

    • Dra. Irene Sánchez 10/12/2018 00:12 - Responder

      Hola Manuela Moreno y muchas gracias por tu comentario.
      Me alegra que quede clarito y si no queda, me lo dices.
      ¡¡Muchas gracias!!!

  2. Maria Angustias Rodriguez Ortiz 10/12/2018 10:11 - Responder

    Buenos dias ayer no me dio tiempo leerlo . En barbate donde trabajo si veo edema y hematoma lo envío a urgencias del hospital, pues ni tengo Rx ni fisioterapeuta que lo atienda por la publica pronto.
    Gracias por aclarar lo del hielo, los antinflamatorios etc
    Me ha sido muy interesante . Besos

    • Dra. Irene Sánchez 10/12/2018 10:54 - Responder

      Hola María Angustias y gracias por tu comentario.
      De verdad que sí, porque esta es la realidad que toca vivir en muchos centros de salud: no tener todos los medios a nuestra disposición. Todo suena muy bonito cuando te hablan de que hay que hacer esto, comer esto otro o no hacer aquello, pero la realidad es que muchas veces nos enfrentamos con medios limitados y a personas con una educación en salud deficitaria, o simplemente con una economía que no da para más.
      ¡Gracias por el trabajo que desempeñas!
      Espero poder ayudar a mejorar con mi granito de arena: información y educación en salud.
      Un beso enorme.

  3. Mario Díez 10/12/2018 13:05 - Responder

    Irene, muchísimas gracias por este pedazo de artículo.

    La verdad es que, hace unos cuantos años sufrí un esguince de grado II y me doy cuenta de que lo hice todo bastante mal. Bueno, casi todo jajaja. Pero no me han quedado secuelas porque le di movimiento casi desde el principio.

    Nunca me había planteado el problema de aplicar hielo para bajar el hinchazón y me has dado mucho en qué pensar. Es curioso como somos los humanos que cuando nuestro cuerpo concentra sangre en un lugar, con su aumento de temperatura, intentamos contrarrestarlo con frío.

    Muchísimas gracias, espero no tener ningún esguince, pero ya estaré preparado.

    Un abrazo!

    • Dra. Irene Sánchez 10/12/2018 18:32 - Responder

      Muchísimas gracias a ti, Mario, por tu comentario.
      El tema del hielo es de las cosas que más se están debatiendo últimamente. Está demostrado que ayuda a reducir el dolor pero al mismo tiempo no ayudamos a la cicatrización de la lesión. Espero que no te haga falta. Sólo cuando la inflamación se excede en los días puede ser una ayuda.

      Aprovecho para recomendar a mis lectores tu magnífico blog: Mario10PorCiento, porque ya es hora que alguien nos oriente en este mundo del ahorro y las finanzas que tanto miedo nos da.
      Muchas gracias Mario.

  4. Carlos 10/12/2018 16:07 - Responder

    Gran artículo. Me ha encantado

    • Dra. Irene Sánchez 10/12/2018 18:36 - Responder

      Gracias a tí, Carlos.
      Se puede hablar mucho más sobre el tema: ejercicios para la recuperación, señales que indican que tienes una lesión crónica del tobillo por inestabilidad, tratamientos fisioterapéuticos más allá de los que todos conocen, cómo se trata el esguince de tobillo en el deportista, etc. En fin, que tengo mucho que contaros.
      Espero que también sean de tu agrado.
      Saludos.

  5. Sheila Benitez Martínez 31/01/2019 19:54 - Responder

    Hola Irene es un gran artículo. Yo por desgracia a lo largo de mi vida he tenido varios esguinces de todos los grado, por suerte siempre me he recuperado bien y he utilizado todas las recomendaciones que indicas en el artículo. El más reciente en septiembre de este año pasado y fue muy tonto, me encontraba en un centro de rehabilitación después de haber sufrido un accidente, me rompí varios huesos los únicos que me salvé fue de rodilla hacia abajo y cuando empecé a dar mis primero pasos en el centro de rehabilitación sufro una pequeña torcedura (la gota q colma el vaso) no me di ni cuenta. Solo cuando empezaba a andar por las paralelas sobre una colchoneta sin zapato avise a mi terapeuta q notaba q algo no estaba bien en el tobillo y ella lo confirmo. Había notado antes signo de inflamación pero como pasaba mucho tiempo en silla de rueda pensaba que ese era el motivo. Empezó el dolor y Mis terapeutas empezaron a tratármelo, seguí con ejercicio, el ultra ( el ultrasonido se nota que baja la inflamación y alivia el dolor) y se recuperó muy bien. Eso si en mi recuperación tenía que ir con cuidado porque después de tanto tiempo sin caminar está todo muy débil y yo muy valiente. Bueno solo decirte q ayuda mucho tu artículo. Yo por mi experiencia. A mi ha llegado tarde pero espero que a alguien le ayude en un futuro aunque prefiero que no le haga falta. Un saludo

    • Dra. Irene Sánchez 01/02/2019 10:55 - Responder

      Hola Sheila y gracias por tu comentario.
      Conozco tu caso. Fue muy grave, Fuiste una luchadora.
      Esa es la cualidad que te ha sacado para adelante: luchar.
      Me alegra que te gusten mis artículos.
      Si te siguen pasando lo de los esguinces, en tu caso puede venirte bien fortalecer la musculatura de los glúteos, del glúteo medio.
      En el artículo https://masquepastillas.com/blog/una-resonancia-no-es-lo-que-necesitas/
      al final la Dra Pozo dejó un video con algunos ejercicios. Sólo con que hagas de momento el de caminar de lado con la goma elástica en los pies tienes para empezar.
      Gracias por participar y un saludo.

Deja tu comentario

Usamos cookies para mejorar la experiencia del usuario y para estadísticas del tráfico. Al continuar navegando entendemos que Vd. lo consiente   Estoy de acuerdo