window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'UA-125503861-2'); setTimeout(“ga(‘send’,’event’,’Ajuste de Tasa de Rebote’,’Mas de 25 segundos de permanencia’)”,25000);

Tienes Fibromialgia…y se cura

/, Fibromialgia/Tienes Fibromialgia…y se cura

Tienes Fibromialgia…y se cura

La Fibromialgia es ese trastorno del que hace unos años nadie sabía nada y  que ahora muchísimas personas padecen y toda vecina conoce.

Siendo sinceros saber, sabemos poco porque todavía se trata de un trastorno no bien conocido por la comunidad médico-científica.

A los médicos, en general, la fibromialgia no nos gusta porque:

  1. No conocemos bien de qué se trata.
  2. No aparece en pruebas.
  3. No sabemos exactamente cómo se cura.
  4. Responde mal a los tratamientos ofrecidos habitualmente.

 

Por tanto nos desespera todo aquello que no se ve y no se puede extirpar o tratar con algún fármaco o artilugio, porque nos sentimos a la deriva. Nos dirige la Fibromialgia en lugar de nosotros a ella.

Por otro lado, debido al manejo inadecuado que hacemos de ella, en mi opinión lo único que estamos consiguiendo de momento es:

  • Generar un estatus de ENFERMO CRÓNICO para el que es diagnosticado, con todo lo que eso conlleva en los diferentes aspectos de la vida (social, laboral, etc). De por vida.

  • Generar un estatus añadido de VÍCTIMA, porque después de dar tantas vueltas de médico en médico, alguien por fin en una consulta te dice que lo que te pasa es debido a algo, un alivio, pero a su vez al no saber transmitirte cómo debes manejarla quedas sumido en la más absoluta oscuridad.

Es decir, estamos aportando enfermos a la sociedad pero no soluciones.

Aquí es donde nuestra medicina debe ponerse las pilas, porque cuando una persona con Fibromialgia entra por la puerta es posible que los resultados esperados sean más pobres pero también que terminen derivados a otros especialistas, y a su vez cuando lleguen a estos, lo más probable es que se repita la acción de derivar a otro especialista y/o prescribir más pastillas. De este modo no conseguiremos salir de una espiral interminable.

Así que debemos frenar esta tendencia porque decir Fibromialgia suena igual que decir Peste Negra, aquella pandemia tan contagiosa que mermó enormemente la población de Europa hace siglos. Y no, no tienes Peste Negra ni contagias. Tienes Fibromialgia.

Nos guste o no, la Fibromialgia está ahí fuera y es un proceso con el que debemos saber lidiar. Pero si no la conocemos bien no sabremos hacerlo.

 

¿Y qué podemos hacer?

En mi opinión, a los profesionales de la salud nos corresponde:

  1. Actualizarnos en este proceso, y
  2. Generar un algoritmo de manejo para guiar al paciente y evitar la sobremedicación y el consumo inútil de recursos.

Después de todo es un proceso que va a implicar a diferentes profesionales; esto quiere decir que su manejo correcto es multidisciplinar: desde un médico, a un fisio o a un psicólogo, por citar a tres de las profesiones más implicadas.

Perfecto, muy bien pero…

 

¿Qué es la fibromialgia?

La Fibromialgia es definida como causa común de dolor osteomuscular crónico generalizado, que se acompaña frecuentemente de fatiga, síntomas de la esfera psíquica, trastornos cognitivos (de cómo procesamos las cosas que nos ocurren) y múltiples síntomas en el cuerpo de diversas características.

No se conoce bien a qué es debida, y aunque son constantes los síntomas de afectación de tendones, músculos y ligamentos, no hay evidencia de que existan signos de inflamación en dichos tejidos.

Esto es realmente importante, porque nos puede dar una idea de cómo podemos manejar este proceso. Por tanto, sabemos que si no hay inflamación no tienen sentido dar antiinflamatorios, por ejemplo.

Pero entonces si no están afectadas las estructuras que duelen, ¿dónde está el dolor? ¿Hay dolor? ¿Existe realmente?

Lo que sí debe quedar claro es que ese dolor existe, pero analicemos mejor este punto.

La Fibromialgia es una situación controvertida porque los pacientes en apariencia están bien, no hay signos obvios de afectación a la exploración de las zonas del cuerpo afectadas salvo sensibilidad a la palpación (dolor cuando te tocan ciertas zonas del cuerpo con cierta presión no muy grande) y las pruebas de laboratorio (analíticas) e imagen (radiografías, TC, etc) son normales. Por estos motivos se ha pensado que el origen de este trastorno no está realmente en el cuerpo sino que es de origen psicológico o psicosomático, es decir, que tu mente lo crea. Sin embargo, hay estudios (como éste) que sugieren que la Fibromialgia es realmente un desorden en la regulación del dolor, y entraría en lo que conocemos como Síndrome de Sensibilización Central (SSC).

El Síndrome de Sensibilización Central se caracteriza porque ciertas neuronas de nuestro sistema nervioso se vuelven hipersensibles ante un daño o trauma, no necesariamente físico, provocando dolor espontáneo y persistente incluso con estímulos que no son dolorosos, con la presión de la piel, la luz, el estrés, productos químicos, fármacos o infecciones, por poner algunos ejemplos. Ese dolor se mantiene en el tiempo incluso después de desaparecer el estímulo que lo provocó. Este síndrome engloba comúnmente a enfermedades como la fibromialgia o también la fatiga crónica, la migraña o incluso para algunos el colon irritable, entre otros que se citan. Tienen en común una alteración neurohormonal vehiculada por el sistema nervioso, de modo que el estímulo que provoca el dolor es mal entendido y genera una respuesta exagerada o inapropiada.

Por tanto, si el “daño”, la “inflamación” no están en las estructuras osteomusculares, ¿se puede decir que es un problema osteomuscular? Difícil, ¿verdad?

 

Ya iremos desgranando todo esto en futuras entradas para conocer mejor este proceso.

En resumen, lo que tenemos hasta ahora es esto:

  • Es un SÍNDROME (conjunto de síntomas que concurren, comunes a varios procesos).

 

  • Y su origen parece ser un desorden en cómo regulamos ese dolor (sistema nervioso).

Partiendo de todos estos datos, desde mi punto de vista la Fibromialgia, al necesitar un tratamiento multidisciplinar, tiene dos objetivos de ataque:

Por un lado los profesionales sanitarios:

 

  • Quizás sea hora de revisar algunos conceptos (obsoletos) sobre dolor para entender mejor la fibromialgia y todo dolor en general.

  • Realizar un correcto diagnóstico diferencial, es decir, etiquetar de Fibromialgia sólo lo que es Fibromialgia y no otros procesos que pueden parecerlo pero no lo son, como artritis reumatoide, lupus, hipotiroidismo, polimialgia reumática, hiperparatiroidismo, miositis o neuropatías.

  • Trazar un algoritmo de manejo desde Atención Primaria ( a mi parecer el núcleo fuerte de tratamiento de este proceso), facilitando los medios suficientes para la formación de profesionales y medios para asesorar-educar correctamente al paciente.

 

Y el otro objetivo está en la persona que padece Fibromialgia:

 

  • Estar dispuesto a comprender su dolencia y no pasar de ser víctima a ser victimista. PORQUE TU DOLOR BIEN ENTENDIDO PUEDE SUPERARSE. Estoy totalmente convencida de que es cierto. Tú puedes llevar las riendas de la Fibromialgia.

  • Dejar guiarse por los profesionales adecuados.

  • Entender que la base del tratamiento de una dolencia crónica está en el trabajo del día a día, en lo cotidiano, y no en cirugías puntuales, más pastillas de las necesarias, y múltiples visitas a los diferentes especialistas (rehabilitación, anestesiología-unidad del dolor, cirugía ortopédica, reumatología, etc) sin ton ni son. ¡OJO! Lo que no quiere decir que si una persona con fibromialgia tiene un dolor diagnosticado que necesita cirugía no se remita al traumatólogo, por ejemplo. No confundamos.

  • Además, si lo conseguimos dejará de ser crónica para muchos, créeme (sigue leyendo).

 

Yo estoy actualmente en ese proceso de actualización con respecto a la Fibromialgia. Por ser traumatóloga no me corresponde de inicio diagnosticar y tratar este proceso porque habitualmente esto lo hacen los reumatólogos, pero sí veo a muchas personas erróneamente enviadas a mi consulta. Hartos de dar vueltas. Pero la Fibromialgia no se cura con cirugía.

En mi caso intento informarles de lo que les ocurre y dirigirles a profesionales adecuados (tratamiento multidisciplinar) o a centros, asociaciones o foros-webs especializados.

Estoy convencida de que aunque todavía no esté estandarizado su manejo en el Sistema Público de Salud, existen muchos avances que se pueden hacer desde Atención Primaria, Fisioterapeutas y Psicólogos. Y en este sentido el plan propuesto por el Dr. Arturo Goicoechea es el más organizado de los que conozco. De hecho, y como él mismo dice, la Fibromialgia se cura…al menos en Bilbao, de momento.

Se trata de un equipo multidisciplinar formado por médicos, fisios y psicólogos donde en un primer momento escuchan detenidamente todo aquello que la persona con Fibromialgia tengan que contarles (quejas, miedos, dolores, etc) y una vez volcado el sufrimiento, se deja de hablar de él para entregarse como alumno al aprendizaje del funcionamiento y manejo de su dolor.

Con su programa han conseguido reducir el porcentaje de personas con criterios de Fibromialgia, por lo que la Fibromialgia se cura. Y es que como mantengo en mi lema: TU DOLOR BIEN EN TENDIDO PUEDE SUPERARSE. Y perdonad que sea tan pesada, pero es que no hay otra forma de curarse. No hay pastillas mágicas ni brebajes.

 

 

Creo que la Fibromialgia y el dolor osteomuscular crónico en general necesitarán varias entradas para que vayamos conociéndolos, así que volveremos con este tema.

Mientras, os recomiendo que echéis un vistazo al Blog de Arturo Goicoechea (Know pain, no pain). Seguro que no os decepciona.

Y después de hacer estas confesiones, me gustaría que me contaras tu opinión como paciente, y si eres médico, fisioterapeuta, psicólogo, enfermero, o cualquier profesional con probable implicación en la fibromialgia, danos tu punto de vista. Gracias.

 

Os espero con más información.

 

Por Dra. Irene Sánchez de MásQuePastillas.com

¡Suscríbete y recibe sin compromiso las notificaciones de mis próximas entradas!

8 comentarios

  1. Maria 15/09/2018 17:24 - Responder

    Buenas tardes doctora
    Dar la enhorabuena por este blog y desearle lo mejor en su nueva experiencia
    Me alegra leer que la fibromialgia tiene cura, ojala y llegue pronto a muchos pacientes que sentimos que cada dia estamos mas cerca de lo imposible que de vivir dignamente.
    Espero poder leer algunos consejos y remedios que favorezcan a la mejoria tanto del dolor como de multiples sintomas que nos ofrece la fibromialgia…entre ellos sindrome piernas inquietas, insomnio y problemas digestivos.
    Un saludo

  2. Dra. Irene Sánchez 15/09/2018 17:52 - Responder

    Gracias María.

    Es cierto que todavía falta por hacer pero por suerte cada día somos más los profesionales de la salud que empezamos a tener consciencia del impacto de la fibromialgia.

    A mi parecer, actualmente los fisioterapeutas son el colectivo más implicado, pero esto debemos hacerlo extensivo al resto de profesionales de la salud, y así con el tiempo (esperemos que no mucho), podrá llegar al sistema público de salud.

    En breve publicaré una entrada con los síntomas de la fibromialgia y posteriormente iré desgranándolos uno a uno para ver las opciones de tratamiento que tenemos a nuestro alcance.

    Espero serviros de ayuda.
    Saludos.

  3. DRS 15/09/2018 19:43 - Responder

    Doctora,mi mas sincera enhorabuena por su blog.Muy interesante articulo sobre fibromialgia y sus entresijos,escrito desde una perspectiva positiva que arroja esperanza a quienes desafortunadamente padecen este trastorno.Insistir en la importancia del abordaje multidisciplinar en su tratamiento,es primordial para encauzar el problema.Desde mi humilde experiencia como psicóloga,me da la sensacion de que se trata de una especie de pandemia del sigloXXI,de la gran desconocida.Aunque a veces me da la sensacion de que en algunos casos,se sobremedica y se diagnostica erroneamente en ocasiones,convirtiendose asi en cajón de sastre.

    • Dra. Irene Sánchez 15/09/2018 20:48 - Responder

      Muchas gracias DRS.
      Estoy muy de acuerdo con lo que comentas. Es lo que veo día a día, y no resulta agradable ver salir a las personas de tu consulta decepcionadas. Por eso creo que el abordaje multidisciplinar debe implantarse, pero siguiendo un esquema, porque si no el paciente no dejará de dar vueltas.
      Sin duda el diagnóstico erróneo es el punto más importante que debemos corregir, porque si no se conoce lo que se diagnostica difícilmente se podrá ayudar a la persona.
      Como psicóloga tienes mucho que decir, de hecho creo que los psicólogos juegan un papel fundamental en la superación de la fibromialgia. No porque el dolor sea psicológico o inventado, sino por el sufrimiento que encierra no sentirse entendido, por algún suceso asociado que haya iniciado todo el dolor y sobre todo porque realmente sois los que debeís conducir la terapia cognitivo-conductual, fundamental en el correcto tratamiento.

      Vuelvo a ver que nuestra medicina necesita un cambio, e introducir especialistas como psicólogos y profesionales de la actividad física o nutricionistas, para que entre todos, cuando hablemos de SALUD, hablemos más de vías saludables que de enfermedad y cronicidad.
      Trataremos algunos aspectos de la terapia cognitivo-conductual en próximas entradas.
      Un saludo.

  4. Cristina 16/09/2018 01:33 - Responder

    Buenas noches Doctora
    Soy monitora residencial desde hace más de diez años, trabajo con personas con trastorno mental grave que padecen de fibromialgia o al menos ese es el diagnóstico que le dieron en su momento, nos vemos atados de pies y manos, vemos su sufrimiento diario, acudir al médico de atención primaria es un suplicio ya que la solución es un tratamiento tras otro sin ninguna efectividad, somos nosotros los que solicitamos la inclusión en algún grupo terapéutico y nos llevamos las manos a la cabeza cuando nos dicen que este tipo de personas no tienen derecho o no están capacitados para dicho tratamiento terapéutico. Darle las gracias por este blog del que podremos sacar sin duda información y soluciones para estas personas que tanto la necesitan. Muchísimas gracias.
    Mucha suerte en este nuevo camino.

    • Dra. Irene Sánchez 16/09/2018 09:01 - Responder

      Buenos días Cristina y gracias por tu comentario.
      Admiro tu entrega, de verdad, porque no todo el mundo tiene las habilidades sociales o rasgos de personalidad para tratar con este tipo de enfermos.El caso que comentas es difícil, porque existe la barrera añadida de la enfermedad mental, barrera que a veces es más miedo hacia ellos que otra cosa y en otras ocasiones es dificultad para acceder a este tipo de pacientes. Por motivos como éste hay que luchar por un tratamiento integral. Lo primero, ver si tienen un diagnóstico correcto, que costará por su situación.
      Los estudios demuestran que la dieta sin gluten mejoran los síntomas de muchas enfermedades, como por ejemplo el Autismo. Este tipo de dieta también es recomendable en Fibromialgia y Dolor Crónico. Puede ser un buen comienzo realizar modificaciones de la dieta si son residentes de un centro.
      Hablaremos de la importancia de la alimentación en el dolor crónico. No lo es todo, pero es muy importante.
      Saludos.

  5. Virginia bece 19/09/2018 22:39 - Responder

    Me encanta la iniciativa.
    Estoy diagnósticada desde hace 10 años ,para mí fue una tranquilidad conocer el diagnóstico porque desde ese momento descubrí que no tenía nada de las tantísimas cosas que se me habían pasado por la cabeza y di un giro a mi vida, cambie de actitud, aprendí a combatir el dolor con relajación, la fatiga con el reposo necesario pero sin entrar en la apatía buscado ilusiones y sacando todo lo bueno que la vida me ofrece, mucha gente dice que yo no tengo perfil de fibromialgia. Porque siempre estoy contenta, porque soy muy positiva, no me quejo constantemente de el dolor , y simplemente es porque como bien dice no me siento víctima, esto es una circunstancia en mi vida que me limita en ciertos momentos pero no maneja mi vida.
    Y pastillas las justas , cuando estoy muy mal busco las cosas que me aportan bienestar pasear por la playa, un café con una amiga, o simplemente una buena lectura que me lleve a otro lugar y distraiga mi mente y a la vez mi cuerpo.
    Gracias por llevar este tema a tu blog

    • Dra. Irene Sánchez 20/09/2018 02:22 - Responder

      SI TIENES FIBROMIALGIA, POR FAVOR, LEE EL COMENTARIO AL QUE ESTOY RESPONDIENDO

      Muchísimas gracias, Virginia, por tu aportación. En estos momentos estás contribuyendo a que muchas personas con fibromialgia no pierdan la esperanza en que realmente puedan mejorar, y a mí personalmente me animas a seguir con este tema (tengo mucho que contar).

      En ocasiones es cierto que un mal diagnóstico puede hacer que no haya mejoría alguna y que se piense que esta mejoría no llegará nunca y que sólo es es una mentira. Esto pasa con bastante frecuencia en el HIPOTIROIDISMO, donde un mal ajuste de las hormonas tiroideas puede hacer que no puedas seguir adelante por mucho que lo intentes.

      Pero en general, la acción que hay que tomar con la fibromialgia es la que has tomado tú. Lo que no quita que haya días en los que no puedas con tu cuerpo ni con tu alma, pero conocerse, saber enviar al cuerpo y a tu cerebro el mensaje de tranquilidad para dejar claro que tú llevas las riendas, es clave.

      Mi más sincera enhorabuena por tu duro trabajo.
      Gracias.

Deja tu comentario

Usamos cookies para mejorar la experiencia del usuario y para estadísticas del tráfico. Al continuar navegando entendemos que Vd. lo consiente   Estoy de acuerdo