window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'UA-125503861-2'); setTimeout(“ga(‘send’,’event’,’Ajuste de Tasa de Rebote’,’Mas de 25 segundos de permanencia’)”,25000);

¿Te duele la cadera? Puede ser un FAI

//¿Te duele la cadera? Puede ser un FAI

¿Te duele la cadera? Puede ser un FAI

2019-09-29T17:18:23+00:0023/Sep/19|Diagnósticos|2 comentarios

¿Eres deportista y te duele la cadera? Puede ser un FAI

 

El tema de hoy puede ser poco apetitoso para el lector general. Pero sí puede ser de gran interés para los deportistas.

El dolor de cadera es también de esos que puede deberse a varias causas.

Últimamente vemos en las consultas muchas personas jóvenes con la queja de “me duele la cadera”. Sin caídas ni golpes previos.

 

Muchos practican algún deporte, otros no. Y otros son señoras de mediana edad.

 

¿Qué puede ser?

FAI son las siglas en inglés de pinzamiento fémoroacetabular. También lo puedes encontrar como Síndrome de atrapamiento fémoroacetabular o simplemente Choque femoroacetabular.

 

En cualquier caso ese dolor por atrapamiento o pinzamiento es causa frecuente de dolor en la cadera de los adultos jóvenes. O al menos vemos esa asociación a menudo.

 

Lo que hay bajo el FAI es que la cabeza/cuello del fémur o el acetábulo (la parte de la cadera que está en la pelvis) tienen una forma anómala que hace que estos dos huesos choquen por no tener una superficie de contacto congruente.

 

Con el choque repetitivo de los dos huesos, al cabo del tiempo se producen daños en el labrum, que es un reborde o cojinete cartilaginoso que tenemos en la cadera.

 

También se afecta el cartílago, superficie brillante y lisa que recubre las articulaciones. Este cartílago es el que se desgasta o deteriora en la artrosis. Por eso se comenta que si tienes un FAI estás favoreciendo la aparición de una artrosis en un futuro.

 

Sin duda existe relación entre FAI y artrosis de cadera pero todavía no sabemos exactamente si claramente una condiciona la otra

 

Una alteración en tu cadera, en tu espalda o en tu pie (ejemplos) puede contribuir a tu dolor pero no ser la causa extrema del mismo. Si fuese así nuestros bisturíes curarían todos los casos, ¿no crees?

 

Pero si ese juego articular entre los dos huesos no es perfecto y la movilidad de la cadera se reduce es posible que cause dolor con ciertos movimientos. Y si practicas deporte de competición la repetición y la exigencia es lo habitual. Puedes estar provocándote una lesión grave sin saberlo.

 

Cuando este dolor aparece y se vuelve repetitivo, las personas consultan para saber qué les pasa.

Y estudiando cada caso podemos encontrarnos con dos tipos fundamentales de pinzamiento en la cadera:

 

La zona roja indica la forma del hueso en cada caso. En el tipo pinzer es como un pico de hueso que cubre más la cabeza femoral y en el tipo leva o cam aparece como una joroba de hueso.

 

El tipo pinza (pinzer). Aquí el acetábulo cubre demasiado la cabeza femoral y dependiendo del grado varía también la gravedad del pinzamiento. Puede acompañarse de otras alteraciones como tener una cadera demasiado profunda.

 

En este tipo, normalmente se daña el labrum cuando la cadera está en flexión (por ejemplo cuando estás sentado). Ocurre en la parte anterior, lo que te puede provocar un dolor en la ingle.

Con la flexión repetida de la cadera, el labrum sufre pequeños daños por golpes repetitivos y se va separando gradualmente del cartílago. Seguidamente se afecta el cartílago de la cadera.

El tipo leva (Cam). Es el más frecuente en hombres. En este tipo la cabeza del fémur deja de ser redonda porque aparece una pequeña “joroba” de hueso. (DIBUJO). También se ve más afectado cuando estamos sentados o con la cadera en flexión.

Aquí se lesiona más el cartílago que el labrum.

 

¿Hay lesiones mixtas?

Hay lesiones mixtas.

Es decir, hay caderas con FAI que presentan un poco de pinza y un poco de joroba o leva. Los daños en el cartílago y en el labrum dependerá de qué tipo predomine más o menos y del tiempo de evolución. Cuanto más tiempo más posibilidades de lesión.

 

La cuestión es que tengas el tipo que tengas, parece que el dolor aparece cuando el labrum se daña.

 

Pero atento al siguiente dato

 

Las deformidades de leva o pinza son una condición necesaria para que exista FAI (pinzamiento entre los dos huesos) pero no son exclusivas del FAI. Se encuentran con frecuencia en personas sin dolor

 

Lo que te decía más arriba.

Esto nos dice que si tu cartílago es capaz de aguantar bien tu actividad no tienes por qué operarte aunque en tu radiografía y en la exploración se vean signos de FAI. (estudio).

 

Sí se ha visto que la artroscopia (un tipo de cirugía) de cadera en personas con FAI doloroso mejora la movilidad de la cadera y disminuye el dolor (estudio).

 

Pero aunque el FAI y la artrosis están relacionados no te recomiendo una cirugía con el fin de intentar evitar la artrosis futura. Esto no se sabe bien. Sobre todo no tiene sentido si no te duele.

En mi humilde opinión no todo lo estructuralmente alterado tiene que provocar dolor. Al menos no de forma aislada. Yo soy un ejemplo. Mi espalda lo es.

Un día abordaré EL MITO DE LA ARTROSIS tal y como la tenemos entendida.

 

Recuerda lo que siempre digo: la ADAPTABILIDAD es una gran virtud de nuestro cuerpo. Solo tienes que adaptarte correctamente. No te quedes sólo en lo “torcido” o “imperfecto” que puede ser una parte de tu cuerpo. Realmente no pasa nada casi siempre. Si no fuese así todos estaríamos retorciéndonos de dolor por algún tipo de desgaste, alguna deformidad en un pie, una rodilla torcida o una espalda cargada. Entiéndeme. Es algo más complejo. Y nuestro cuerpo lo sabe.

 

Eres atleta y te duele la cadera

Ya te he contado que este dolor es muy típico de gente joven deportista.

Aquí pasan dos cosas.

Por un lado, que uno puede venir de serie ya con la deformidad en la cadera. De hecho el FAI se asocia con alteraciones de cadera en la infancia o con haber practicado deporte intenso en la adolescencia. En estos casos sí me fijaría más en la relación lesión-dolor porque es directa tras un deporte excesivo.

 

Caderas al máximo. Movimiento muy frecuente en el futbol.

 

 

Pero en la gran mayoría realmente no se asocian a nada concreto. Lo desarrollas y punto (por lo menos hasta que la investigación nos aclare esto).

 

El problema es realmente si eres deportista de verdad y practicando tu deporte comienzas a hacer movimientos exigentes y de manera repetida. Esto es lo que pone de relieve el choque de los huesos repetidamente y lo que favorece la aparición del dolor.

 

Ya sabes. Si te pasas y tu cuerpo no está a ese nivel de “Champions” te llegará el dolor

 

Si eres deportista y empiezas a tener un dolor sordo en la ingle o cadera que se repite tras tu actividad, no lo dejes. Debes acudir a tu federación o a un centro de Traumatología deportiva.

 

Porque los efectos del FAI en tu cadera pueden ser devastadores si no empiezas a poner remedio y pueden llegar a pedirte que modifiques tu práctica deportiva o en el peor de los casos el cese de tu actividad.

Y no queremos eso. Por eso

Un diagnóstico precoz es muy importante en deportistas

Si te ha tocado tener un FAI doloroso a menudo se empieza a tratar sin cirugía. No está nada mal si te lleva un equipo rehabilitador competente.

 

La cirugía está indicada para ciertos pacientes con FAI doloroso con la intención de corregir las deformidades óseas y controlar las lesiones asociadas.

 

Con la cirugía buscamos aliviar el dolor, mejorar la función y el rango de movimiento, y posiblemente retrasar el inicio temprano de la osteoartritis, pero esto último no está todavía claro (estudio).

 

Cirugía para tu FAI

Hay varios tipos de cirugías que pueden hacerse.

De todos los tipos, la que está en auge es la Artroscopia de cadera.

Lo bueno de la artroscopia es que no hay que hacer heridas quirúrgicas grandes y que te vas a casa más pronto.

Pero ojo, debe ser realizada por cirujanos con experiencia en esta cirugía.

 

Para afinar en cualquier cosa hay que tener muchas “horas de vuelo”

 

Y aunque poco frecuentes y graves, la artroscopia no se libra de posibles complicaciones. Como cualquier cosa que hagas que “invada tu cuerpo”, como ponerte un piercing, por ejemplo.

Esto es y así será.

 

Es importante que tu cirujano no vea solo una joroba o una pinza y te meta del tirón en el quirófano. Deben considerarse las anomalías en su conjunto.

 

Y algo muy importante, la inclinación de la pelvis. Si tienes inclinación de la pelvis flexible, es decir que se puede corregir con ejercicios, es probable que puedas evitar o retrasar esa cirugía.

 

Por eso es muy importante una correcta valoración por un traumatólogo que se dedique a este problema en su práctica habitual.

 

¿Cuánto tiempo tardaré en recuperarme tras la cirugía?

Si hablamos de artroscopia, que es lo más habitual, volver a la actividad puede variar desde 3 meses para atletas de élite hasta 9 meses o más para pacientes no deportistas (estudio).

 

La rehabilitación también puede prolongarse en pacientes con mayor tiempo entre el inicio de los síntomas y la cirugía (estudio) ¿Ves lo importante que es que seas valorado por un equipo profesional que se dedique a esto?

 

La rehabilitación en general consta de cuatro fases, pero los protocolos específicos dependen en gran medida del tipo de cirugía realizada y de la preferencia del cirujano (estudio).

 

 

Mi resumen y consejos:

1. Si te duele la ingle puede ser un FAI, pero puede no serlo. No todo lo que se ve es.

2. Si en las pruebas se ve pinzamiento eso puede apoyar la existencia de tu dolor pero no significa que tenga que dolerte aun teniendo ese pinzamiento. No todo lo que existe duele.

3. Si eres un practicante de fin de semana no te obsesiones con buscar al mejor traumatólogo del mundo en este tema para que te opere. La clave de tu recuperación está más en ti. Simplemente cambia tu entrenamiento y adapta tu musculatura. Otra cosa es si no mejoras. Queda mucho por investigar si la forma de nuestra cadera causa directamente el dolor. Repito, no creo que se deba sólo a eso.

4. Si practicas deporte de nivel sí es importante que acudas al traumatólogo de tu federación o un traumatólogo deportivo, mejor si se dedica especialmente a la cadera. Retrasar el diagnóstico puede tener consecuencias graves. Incluso puede retirarte definitivamente de la competición.

Lo primero que debes hacer: echar el freno y dar un descanso a tu cuerpo. Luego adaptar y si la cosa no funciona, valorar cirugía.

 

La cirugía mejora el dolor en deportistas con FAI, pero deben seleccionarse los casos que más se van a beneficiar. Olvídate de la cirugía a cascoporro.

 

Recuerda: el dolor es más complejo que encontrar una jorobita en una radiografía de tu cadera. Puede ser un hallazgo casual en una señora de 50 años o puede ser importante para que un deportista siga su carrera.

No se puede generalizar.

 

También es algo más que hacer un movimiento perfecto. Nuestro cuerpo es más fuerte de lo que creemos y es capaz de vivir bien con sus imperfecciones. Pero si eres deportista de competición, mejor no dejes pasar ese dolor de cadera.

 

Por Dra Irene Sánchez de MásQuePastillas

 

¡Únete a nuestra comunidad y recibe gratis mi Guía con las 10 recomendaciones que mejorarán tu salud y tu aspecto en 2019! Probado.

 

Basado en “La historia natural del pinzamiento fémoroacetabular. Benjamin D. Kuhns (http://frontiersin.org/people/u/241295)

Suscríbete a MQP ahora !!

2 comentarios

  1. Amiga anestesista 23/09/2019 15:00 - Responder

    Qué interesante! Si vieras la de vueltas que ha dado mi marido hasta que alguien le aclaró que su problema de dolor era por la práctica del esgrima. Y fue un fisioterapeuta, ni siquiera un médico.
    Lo dicho, gracias por el artículo, espero el siguiente con impaciencia.

    • Dra. Irene Sánchez 23/09/2019 17:39 - Responder

      Pues menos mal.
      Me alegro.
      Gracias y beso.

Deja tu comentario

Usamos cookies para mejorar la experiencia del usuario y para estadísticas del tráfico. Al continuar navegando entendemos que Vd. lo consiente   Estoy de acuerdo