window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'UA-125503861-2'); setTimeout(“ga(‘send’,’event’,’Ajuste de Tasa de Rebote’,’Mas de 25 segundos de permanencia’)”,25000);

¿Te duele el pie?: el talón

/, Diagnósticos, Dolor crónico, Lesiones/¿Te duele el pie?: el talón

¿Te duele el pie?: el talón

¿Te duele el pie?: el talón

 

El dolor en el talón es bastante antipático. Cualquier dolor lo es, pero caminar y echar todo el peso de tu cuerpo sobre la zona que te duele cada vez que vas a dar un paso o mientras estás de pie significa que la mayor parte del dia estarás fastidiado.

Y es que cuando el dolor del talón viene fuerte maldices en arameo, porque pocas cosas te dan la solución rápida que deseas para poder seguir con tu día  a día. Por tanto, a la fuerza tienes que pasar tu personal via crucis.

Cuando llevas unos días decides ir al médico porque no puedes más.

El diagnóstico casi siempre es la famosa FASCITIS PLANTAR o, como muchos la conocen, el espolón calcáneo.

Y es cierto que es así la mayoría de las veces pero es importante que tu médico sepa que hay otras posibles causas de dolor en el talón.

Esta puede ser la diferencia en aquellos casos de dolor que no se quita ni a palos. Un correcto diagnóstico.

La mayoría de los dolores en el talón se van a ir solos en unas semanas

Pero otros se quedan cual okupas en edificios abandonados.

Por eso es importante conocer las posibles causas. Así podremos cambiar de estrategia en el tratamiento.

 

Causas de dolor en el talón. Más allá de la fascitis plantar

Para hacerlo sencillo, te las expongo en 4 tablas.

Las causas más comunes de dolor en el talón pueden dividirse en:

  1. Causas que tienden al dolor crónico

  2. Causas por sobreuso. Pasarse con caminatas, sobre todo con calzado al que no se tiene adaptado el pie, y situaciones similares que lesionan las diferentes partes del talón por uso repetitivo e inadecuado.

  3. Dolor por golpes, traumaismos de repetición, pinzamientos, posturas inadecuadas, etc.

  4. Dolor cuyo origen es una enfermedad o problema de salud más general, no exclusivo del pie.

 

Si observas bien, muchas de las causas de dolor en el talón tienen que ver con golpes, microtraumas repetidos o sobreuso.

Esto puede estar muy relacionado con mala técnica al correr, uso inadecuado del calzado o cambio del mismo sin una adaptación óptima.

 

¿Qué zapato es el mejor?

De esto ya hablé en este artículo y en resumen la respuesta es que el mejor zapato es ninguno, pero con matices. Si llevas toda tu vida usando zapatos con cierto tacón pasar de la noche a la mañana a caminar descalzo puede que no sea lo mejor.

Tampoco es necesario caminar estrictamente descalzo, puede usarse alguna sandalia con sujeción al pie. Y por supuesto si padeces de algún problema, como una atrofia de la grasa plantar u otro desequilibrio que te haga tener una marcha incorrecta, como la diabetes, secuelas neurológicas o articulaciones fijas, puede que andar descalzo no sea la mejor opción a considerar.

Pero lo natural sería andar descalzo o con un calzado minimalista.

De esto mismo se habla en un estudio muy reciente publicado en la Revista Nature (estudio).

Hasta hace relativamente poco tiempo, los humanos, similares a otros animales, solían estar descalzos . Por lo tanto, las plantas de nuestros pies eran el único contacto directo entre el cuerpo y el suelo al caminar. Se sabe que existía calzado como las sandalias y los mocasines y que los zapatos con tacones acolchados no se desarrollaron hasta muchos años más tarde (artículo).

Los callos son la solución evolutiva para proteger el pie. La pregunta que se hace en el estudio es si los pies con callos se diferencian de los zapatos para mantener la sensibilidad de la piel de la planta del pie durante la marcha, para mejorar la seguridad en las superficies que puede ser resbaladizas, abrasivo o de otro modo perjudicial o incómodas.

En el estudio se muestra que las personas de Kenia y Estados Unidos que frecuentemente caminan descalzos tienen callos más gruesos y más duros que los que suelen usar el calzado. Sin embargo, a diferencia de los zapatos, el grosor de los callos no elimina la sensibilidad.

 

Fuente: EL País https://elpais.com/elpais/2019/06/25/ciencia/1561471197_719501.html). Obtenido del estudio publicado en junio en la revista Nature https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/31243365). Observa los callos dispuestos en la zona del talón y la parte lateral del pie, lo que muestra la forma de caminar (ver video más abajo).

 

La clave es que cuando caminamos descalzos o con calzado minimalista modificamos nuestra forma de caminar.

Esta forma de caminar descalzo hace que no impactemos con todo nuestro peso directamente en el talón, algo potencialmente muy lesivo, sino que apoyamos progresivamente el pie. Así se disminuye el impacto. Lo puedes ver en estos videos:

Video nº 1. Foto video. Para verlo pincha aquí. Se observa cómo apoyamos el pie directamente en el talón, lo que en la gráfica produce una onda de impacto en el cuerpo (circulito rojo).

Video nº2. Foto video. Para verlo pincha aquí. Se observa que al caminar con estilo barefoot o descalzo no se impacta bruscamente en el talón.

Podemos decir que caminamos de la forma mostrada en el video numero 1, pero esta forma de caminar favorece varias de estas causas de dolor en el talón-y a otros niveles- que te he mostrado hoy.

Lo que hacemos es que gracias a los diferentes tipos de zapatos con acolchado en el talón y las plantillas personalizadas disminuimos estos problemas en nuestro mundo moderno.

El inconveniente por un lado es que el uso de zapatos amortigua y evita posibles lesiones pero anula la sensibilidad, de modo que nuestros pies no tienen referencia del suelo que pisa. Es importante para la propiocepción, las caídas y la readaptación.

Pero el inconveniente que señalan otros autores en cuanto a andar descalzo es que en nuestro medio podría generarse unas callosidades muy grandes que pueden ocasionar dolor.

Al ocasionar dolor comenzamos a apoyar mal, caminar mal y favorecer las caídas y dolores en otras zonas de nuestro cuerpo.

Por tanto, desde mi humilde opinión, hay que tender a lo esencial, caminar descalzo o con calzado minimalista, pero hay que INDIVIDUALIZAR y adaptar cada caso, cada persona con sus problemas y limitaciones físicas y/o mentales.


En el siguiente artículo te mostraré lo que debes hacer para mejorar tu dolor de talón según lo que nos dice la evidencia.

Por Dra Irene Sánchez de MasQuePastillas

¡Únete a nuestra comunidad y recibe gratis mi Guía con las 10 recomendaciones que mejorarán tu salud y tu aspecto en 2019! Probado.

 

 

Suscríbete a MQP ahora !!

Deja tu comentario

Usamos cookies para mejorar la experiencia del usuario y para estadísticas del tráfico. Al continuar navegando entendemos que Vd. lo consiente   Estoy de acuerdo