window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'UA-125503861-2'); setTimeout(“ga(‘send’,’event’,’Ajuste de Tasa de Rebote’,’Mas de 25 segundos de permanencia’)”,25000);

La importancia de un buen trasero (I)

//La importancia de un buen trasero (I)

La importancia de un buen trasero (I)

2018-11-06T19:30:59+00:0022/Sep/18|Diagnósticos|2 comentarios

La importancia de un buen trasero (I):

la mal llamada bursitis trocantérea

 

Hace unos meses tuve que estar muchas horas al día sentada y aunque era consciente de que al menos cada hora debía hacer algún ejercicio de estiramiento o cambio postural, la concentración en lo que estaba haciendo por sacar el trabajo adelante me hizo olvidar esa saludable norma.

En ese tiempo tampoco hice nada de deporte, ni una simple caminata más allá de lo estrictamente necesario.

La cuestión es que al cabo de unas semanas de ese ritmo frenético, comencé con un dolor molesto que se manifestó cuando pasaba de estar sentada a estar de pie y que me impedía recostarme del lado doloroso. ¡Cachis! ¡ Qué molesto era!

 

¿Alguna vez has sentido un dolor en el lateral de la cadera que incluso no te deja dormir bien?

 

En este artículo voy hablarte del síndrome de dolor trocantérico (SDT)dolor lateral de la cadera mal conocido como bursitis trocantérea, y de la importancia de tener en forma ciertos músculos, los músculos de nuestro trasero, para mantenerlo a raya.

 

¿Qué es el síndrome de dolor trocantérico (SDT)?

Todo aquel dolor localizado en la región lateral de la cadera, justo a nivel de los trocánteres, que son las zonas prominentes del hueso llamado fémur (el hueso más largo de nuestro cuerpo, el del muslo) donde se inserta un grupo muy importante de músculos para nuestras funciones de caminar, correr, saltar, separar el muslo (abrir la pierna, para entendernos) y pararnos sobre una sola pierna (a la pata coja). (Ver dibujo más abajo).

 

¿Pero qué es exactamente el SDT?

Pues en la mayoría de los casos el SDT no es otra cosa que una tendinopatía de dos de los músculos de ese grupo del que te hablaba:

  • músculo glúteo menor y
  • músculo glúteo medio

Con estos datos podemos entender que no sea correcto llamarle bursistis trocantérea, puesto que la bursa (una pequeña estructura a modo de “bolsita de protección” que tenemos en las zonas donde los huesos protruyen para no pincharnos con ellos), no es la estructura más afectada en este proceso, o en todo caso, su afectación es posterior a la tendinopatía, ya que están en íntimo contacto. La estructura primeramente afectada es el tendón muscular.

 

En el lado izqdo. se mantiene el músculo glúteo mayor, que cubre al glúteo medio y al menor. En el lado derecho hemos retirado el glúteo mayor para que veas el glúteo medio. El glúteo menor no se ve porque está debajo del glúteo medio, pero lo que quiero que veas es dónde se inserta su tendón, la relación con la bursa y la relación del piramidal con el nervio ciático.

 

¿Quiere decir que existen otras causas de SDT?

En un pequeño porcentaje puede deberse a infecciones localizadas en dicha zona, pero esto es lo menos frecuente y con una forma de presentación diferente a la habitual, por lo que no debes obsesionarte.

 

¿Qué me puede predisponer a padecer un SDT?

Puedes tener tendencia a padecerlo si tienes alguno o varios de estos factores:

  • Sexo femenino. Y  es más frecuente tras la menopausia.
  • Obesidad.
  • Dolor lumbar (dolor de la espalda baja o lumbago).
  • Molestias de la banda iliotibilal , que es un tendón largo que transcurre por todo el lateral del muslo hasta la rodilla.
  • Rodilla dolorosa.
  • Problemas en el tobillo-pie, como la tendinopatía del Aquiles, el neuroma de Morton, los juanetes, callosidades, la fascitis plantar (conocida como espolón del talón o espolón calcáneo, también mal llamada, por cierto).
  • Tener una pierna más corta que la otra.

Si observáis bien, veréis que el dolor osteomuscular puede tener un origen muy distante a lo que uno cree, como ya os comentaba en el artículo de los juanetes. Por eso es tan complejo, a veces, manejar el dolor osteomuscular.

 

¿Cómo se manifiesta el SDT?

Básicamente por estos tres puntos:

  1. Dolor en la zona lateral de la cadera.
  2. Dolor a la palpación de la zona que rodea al trocánter.
  3. Dolor cuando te acuestas sobre el lado afectado.

El dolor puede aparecer cuando subes una escalera, al levantarte de la silla, cuando llevas mucho tiempo a pies parados o subiendo una cuesta, lo que implica muchas de las actividades que realizamos en el día a día. Y luego cuando te vas a dormir, no te deja acostarte de ese lado. Así que día completito.

 

¿Cómo se diagnostica el SDT?

Pues basándonos en esos tres puntos y en una serie de observaciones, como el modo de caminar, así como una serie de test exploratorios que analizan el estado de estos músculos, sus tendones e incluso, si es necesario, la medición de la longitud de los miembros inferiores para ver si hay discrepancia entre ellos.

En general no hacen falta las radiografías o la resonancia magnética. No te empeñes. Éstas sólo se dejan para aquellos casos que plantean alguna duda sobre su origen o responden mal al tratamiento.

Hay que diferenciarlo de otros procesos. Nombraré algunos de bastante interés, como:

Alteraciones de la articulación de la cadera, la artrosis, por ejemplo.

Osteonecrosis de la cadera (cuando no le llega riego a la cabeza del fémur y ésta se destruye poco a poco).

Síndrome del piramidal: se trata de otro musculito que hay también en esa zona (ver dibujo de más arriba), con la particularidad de que el famoso nervio ciático, el del dolor de ciática, pasa junto o a través de él, por lo que cuando este músculo se afecta, comprime al nervio y duele.

Pinzamiento fémoroacetabular: es una limitación del movimiento de la cadera por la presencia de un tope.

Cadera en resorte: es ese chasquido en la cadera que algunos notamos al caminar. Como un clunk. Nada grave.

Dolor de origen lumbar: para mí es muy importante este punto. Hay que realizar una correcta exploración para ver si ese dolor lateral que tienes en la cadera es un típico SDT o realmente viene de la espalda. ¿Pero por qué es tan importante? Porque la aparición de PROTRUSIONES Y DISCOS DEGENERADOS es algo muy común QUE NO TIENE QUE SIGNIFICAR NADA. Si da la casualidad que tienes alguno de éstos en la resonancia que te has hecho de la espalda y además un SDT, si no se diagnostica bien, puedes incluso terminar en una cirugía de la espalda que no tenías que haberte hecho. Porque el origen del dolor estaba realmente en la cadera y no en la espalda. En este estudio se demostró que de 247 personas con SDT, el 20% fueron remitidas erróneamente para que se les valora una cirugía de la espalda.

Así que es importante que tu traumatólogo sepa bien qué es el SDT, ya que se han dado casos de cirugías fallidas de espaldas por no tratarse de un problema real de la espalda.

Por el lado contrario, problemas en la espalda pueden dar dolor en la región lateral de la cadera. Pero es cierto que al menos el acondicionamiento de la musculatura lumbopélvica, y eso incluye a los glúteos, va a ayudar en la mejoría.

Dolor de origen en las articulaciones sacroilicas: son articulaciones situadas justo debajo de los músculos del trasero y cuando se inflaman duele el trasero y hacia abajo. Pero tiene características especiales y suele doler más por las noches.

Neuropatías o atrapamientos de nervios: algunos nervios quedan atrapados por diferentes causas, y al estrangularse dan dolor en el territorio de piel que les corresponde. A veces se atrapan por estrechamiento de las zonas por las que pasan dentro de nuestro cuerpo, y otras veces por motivos externos, como usar cinturones apretados, barriga grande, embarazo, o tras ciertas cirugías realizadas en el abdomen bajo, como una operación de hernia inguinal, por ejemplo. En estos casos el nervio puede quedar dañado o atrapado en la propia cicatriz que nuestro cuerpo hace tras operarnos. La cuestión es que ya sea por atrapamientos internos o por motivos externos como los descritos, pueden dar dolor en la zona lateral de la cadera y confundirnos con un SDT.

Por eso los médicos somos tan “cotillas” y preguntamos tantas cosas, como si has tenido cirugías y de qué te han operado.

Secuela de Herpes Zóster (HZ) o culebrina. Al virus del HZ le chiflan los nervios y aunque hayas pasado la infección, si le dio por atacar al nervio que controla la sensibilidad de la región lateral de la cadera, las molestias pueden durarte bastante tiempo, sin ampollitas asociadas en la piel. Y peor todavía: puede reactivarse.

Fibromialgia (casi omnipresente): la región lateral o lateral y posterior de la cadera es uno de los sitios donde asienta uno (en los dos lados, son dos realmente) de los famosos puntos de la fibromialgia. Puede dar pie a la confusión.

Sin ir más lejos, hace unos días vi a una mujer en mi consulta para que le valorara cirugía de la espalda. Era fibromiálgica. Se sentaba sin apoyar el trasero izquierdo. En la resonancia, dos protrusiones discales insignificantes, y la exploración de los nervios de las piernas normal. Pero el dolor en la inserción del glúteo medio, bestial, y sin embargo diferente al del derecho, más acorde con la fibromialgia.

 

¿Cuál es la evolución y cómo se trata el SDT?

En general es un proceso autolimitado que puede durar días, semanas y en algunos casos uno o dos años. Así que lo importante es ALIVIAR EL DOLOR   y REDUCIR LA INCAPACIDAD ASOCIADA (subir escaleras, etc.).

El resumen del tratamiento habitual es el siguiente:

  1. Analgesicos vía oral, tipo paracetamol y si no mejora en unos días, ibuprofeno o similar (unas 2 semanas).
  2. Asociarlo a almohadillas de apoyo y estiramientos.
  3. Si ha pasado un mes y no hay nada de mejoría, se propone una infiltración local de CORTICOIDES. No se suele repetir.
  4. Seguir con estiramientos tras una pauta corta de reposo tras la inyección.
  5. Si en un año no has mejorado, valorar cirugía.

Es una opción de tratamiento, pero yo quiero hablaros más en profundidad de los tratamientos del SDT, de la evidencia de algunos con respecto a otros, de otras modalidades, como la punción seca, o las ondas de choque, de ejercicios para fortalecer el trasero y qué nos cuenta la cirugía y en que consiste, en los raros casos en los que recurrimos a ella. Pero para no hacer tan pesado el artículo, lo veremos en una próxima entrada.

Lo que sí adelanto es que fortalecer los glúteos correctamente es un aspecto fundamental para mantener lejos al SDT, por lo que puedo concluir que:

 

“Un buen trasero es signo de buena salud osteomuscular”

 

Y no sólo para el SDT, sino también para el dolor de espalda, y puede conseguirse con unos sencillos ejercicios en casa. Os enseñaré algunos de estos ejercicios en el próximo post.

En mi caso, sin recurrir a pastillas y mediante los ejercicios de glúteos y el foam roller fue suficiente. El foam roller actúa sobre el dolor miofascial, es decir el dolor de los tejidos blandos doloridos debidos a la fascia, pero se le atribuyen más virtudes.

Yo tengo uno de estos, pero si no tienes foam roller puedes usar una pelota de tenis u otra pelotita (foto). Se trata de dejar caer el peso del cuerpo o atraparlo entre tu cuerpo y la pared y hacer masajes con el foam o la pelota. Lo que sí advierto es que duele bastante. Pero ese dolor se va atenuando conforme pasan los minutos. De hecho, para que sea efectivo, deberías echarle al menos de entre 3-5 minutos. Pero eso realmente depende de la profundidad del tejido dolorido.

Foam roller y pelota de tenis. Hay varios modelos de foam.

Y ahora que lo pienso, si un buen trasero es signo de buena salud osteomuscular, mirando los traseros de las famosas Kardashian, podría suponerse que no padecerán jamás Síndrome de Dolor Trocantérico, ¿no?

Mmm…pues no sé yo si los traseros de las Kardashian son muy auténticos. No son precisamente el mejor ejemplo. Y no te creas todo lo que dicen las revistas. Lo suyo son unos glúteos de calidad. Así que unos buenos ejercicios de glúteos, sin necesidad de que te rebosen por todos lados y que tengan que hacerte la ropa a medida, son suficientes. Toma nota. El cuerpo debe estar equilibrado.

Y si lo que quieres es un trasero idéntico al de las Kardashian pero a coste cero, siempre algún amigo puede hacerte un arreglito con Photoshop.

 

Por Dra. Irene Sánchez de MásQuePastillas.com

¡Suscríbete y recibe sin compromiso las notificaciones de mis próximas entradas!

Suscríbete a MQP ahora !!

2 comentarios

  1. Carlos 11/10/2018 23:23 - Responder

    Interesante artículo. Lo pondré en práctica. Gracias.

    • Dra. Irene Sánchez 12/10/2018 15:46 - Responder

      Gracias Carlos.

Deja tu comentario

Usamos cookies para mejorar la experiencia del usuario y para estadísticas del tráfico. Al continuar navegando entendemos que Vd. lo consiente   Estoy de acuerdo