window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'UA-125503861-2'); setTimeout(“ga(‘send’,’event’,’Ajuste de Tasa de Rebote’,’Mas de 25 segundos de permanencia’)”,25000);

Fumar ¿influye en tu dolor?

Fumar ¿influye en tu dolor?

¿Cómo te afecta fumar?

¿Fumar influye en el dolor? ¿Fumar influye en los resultados de una cirugía?

Estas preguntas y otras parecidas no suelen hacerlas los fumadores pero sí la solemos hacer los médicos.

El problema es que a fumar no se le da la importancia que tiene.

 

Por ejemplo, si vas a operarte de la espalda, el hecho de fumar puede hacer que no se consiga la soldadura entre las vértebras buscamos. Por tanto, puede que no te sirva de nada haber corrido ese riesgo. Y de regalo te llevarás más dolor, porque si no se fusionan las vértebras o se fusionan unas sí y otras no, fracasa la cirugía.

Fumar afecta también a otras cirugías y al cierre de las heridas. Piensa que el tabaco no permite que el oxígeno llegue bien a tus tejidos. Y si los tejidos no están bien oxigenados la cicatrización puede afectarse.

Pero la verdad es que

El tabaco altera prácticamente todo en nuestro cuerpo.

 

el dolor, que es el principal motivo por el que se consulta, no va a ser menos.

Es cierto que la nicotina calma el dolor, pero es un efecto a corto plazo. La nicotina no tiene capacidad para soportar el dolor crónico.

El efecto inmediato que provoca la nicotina podría hacer que fumar sea más gratificante y más difícil dejarlo. Y si en el fumador aparece un dolor crónico por el motivo que sea, las posibilidades de eliminar o aliviar ese dolor serán mucho más bajas.

El tabaquismo actual se ha asociado con dolor crónico más severo y discapacidad física (estudio).

 

Este punto es muy importante para aquellas personas que sufren algún tipo de dolor crónico, esté filiado o no.

Si padeces fibromialgia u otro tipo de dolor crónico, mejor no fumes. Meterás la pata hasta el fondo.

 

¿Y por qué pasa esto?

¿Porque los fumadores son unos blandengues? No. La respuesta está en lo que hace el tabaco en nuestro cuerpo.

Fumar aumenta el riesgo de cronificación del dolor a través de vias  corticostriatales compartidas (estudio). En otras palabras,

Fumar aumenta las posibilidades de convertir un dolor de espalda esporádico en un dolor crónico.

 

Y a propósito de la espalda. Más cosas.

Fumar se asocia con dolor lumbar, enfermedad de disco intervertebral, peores resultados para el paciente tras la cirugía y mayores tasas de complicaciones postoperatorias. Y mientras operas a un fumador notas que el hueso es de mala calidad, a veces mantequilla.

En el estudio que os he citado más arriba se vio que los pacientes que dejaron de fumar y se operaron de la espalda con fusión de las vértebras tuvieron una mayor satisfacción con el resultado de la cirugía, mejores resultados de fusión vertebral (se unieron las vértebras más que en los fumadores) y tuvieron mejor capacidad para volver al trabajo en relación a los que fumaron y siguieron fumando.

De hecho hay muchos estudios que nos cuentan que el tabaco tiene mucha culpa en que los famosos discos (almohadillas, como muchos los conocen) se estropeen más y terminen en cirugía de hernia discal (discectomía = retirar la hernia).

Y a veces se distingue al lejos a un fumador precisamente por el dolor. Los fumadores te comentan que sienten mucho dolor en relación a los que no fuman y has operado de lo mismo.

Pero lo más curioso e interesante es que se comprobó que si dejaban el tabaco antes de la cirugía o incluso durante el tratamiento de su problema, su dolor mejoraba.

A ver, la relación no es directa. Quiero decir, que no por más cigarros que te fumes sentirás más dolor. Pero sí existe relación.

Si trasladamos el problema a los que n os dedicamos a la salud puede que la clave sea plantear más programas para dejar de fumar y, salvo emergencia, cerrar más las posibilidades de cirugía para el fumador, porque créeme, las complicaciones, cuando aparecen, no son para quitarles importancia y fumarse un cigarrillo.

Toma conciencia.

 

Por Dra. Irene Sánchez.

 

Suscríbete a MQP ahora !!

Deja tu comentario

Usamos cookies para mejorar la experiencia del usuario y para estadísticas del tráfico. Al continuar navegando entendemos que Vd. lo consiente   Estoy de acuerdo