window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'UA-125503861-2'); setTimeout(“ga(‘send’,’event’,’Ajuste de Tasa de Rebote’,’Mas de 25 segundos de permanencia’)”,25000);

Dolor de espalda y Estenosis de Canal Lumbar

/, Dolor de espalda/Dolor de espalda y Estenosis de Canal Lumbar

Dolor de espalda y Estenosis de Canal Lumbar

Dolor de espalda y Estenosis de Canal Lumbar

 

Si alguna vez leíste ESTENOSIS DE CANAL en algún informe médico y no te enteraste de nada, hoy es el día de hacerlo.

La Estenosis de Canal Lumbar es uno de esos temas que se pueden tratar desde ángulos diferentes, pero hoy la idea es simplificarlo para que lo entiendas.

 

Estenosis de Canal Lumbar ¿Este…qué?

Cuando hablamos de Estenosis de canal lumbar (ECL) estamos hablando de dolor de espalda con dolores o calambres en las piernas debido a compresión nerviosa.

Ahora te suena más ¿verdad?

En verdad es una forma muy simple de explicarlo porque la ECL puede dar una sintomatología variada.

Tanto que se puede confundir con problemas serios de la circulación arterial en las piernas e incluso con enfermedades como la Esclerosis Múltiple. Algo a tener muy en cuenta.

Pero básicamente eso es lo que ocurre.

El motivo es que las estructuras nerviosas de la espalda (la médula espinal a ese nivel, los nervios que salen de la espalda) quedan atrapados progresivamente hasta el punto que en algunas personas el daño nervioso puede ser muy grave. Es similar a lo que te contaba en este artículo.

Por tanto,

ESTENOSIS = ESTRECHAMIENTO

 

El conducto por donde pasan los nervios que van a las piernas y la región de los genitales, nalgas y muslos está muy reducido y estos quedan comprimidos.

 

Lo pintado en rojo representa la médula espinal, raíces nerviosas o nervios. Normalmente tienen espacio suficiente, como en el dibujo, pero si se asocian hernias de disco, picos óseos que crecen en la artrosis o que el ligamento que recubre esa zona se engruesa mucho, el espacio es muy limitado y los nervios sufren por la compresión. También puede ocurrir por otras causas que ocupen ese canal como quistes y otros tumores.

 

Todos los estrechamientos no tienen por qué dar síntomas o puede darlos de forma muy diversa

De hecho dependiendo de qué grado de estrechamiento y a qué nivel del conducto (canal medular) está más estrecho, los síntomas serán diferentes.

 

Causas de Estenosis de Canal Lumbar

Las causas que pueden hacer que tengas un canal lumbar estrecho pueden venir de nacimiento o pillarlas con la edad por artrosis o algunos problemas concretos.

La causa más frecuente es la degenerativa asociada a artrosis,

Que suele dar la lata a eso de los 50-60 años de edad.

La obesidad y ciertos factores familiares influyen en su aparición. Pero es producto del “desgaste” que se producen en la zona que rodea el conducto o canal medular.

 

La espondilolistesis (desplazamiento de una vértebra sobre otra), también puede hacer que el canal medular se estreche.

Otras causas son los tumores y quistes que ocupan el canal medular, como lipomas, quistes sinoviales y otros tumores. Si están dentro del canal lo están estrechando y comprimen los nervios que pasan por él.

Hay otras enfermedades como la Artritis Reumatoide, la enfermedad de Paget, y otras más que también pueden ocasionar estenosis de canal.

Pero el canal estrecho también puede ocurrir después de un traumatismo o incluso después de algunas cirugías.

En este último caso suele aparecer por la misma cicatriz que hace tu cuerpo por dentro tras haberte operado. La cicatriz es un tejido más duro y menos flexible. Se adhiere a todo y ocasiona estrechamiento del espacio.

Por suerte no le pasa a todo el mundo pero hay que saberlo antes de operarse, porque no se sabe si te puede tocar a ti.

Dentro de las causas congénitas, las personas con talla baja por enanismo tienen mayor riesgo. También la espina bífida y similares.

 

En resumen, todo lo que ocupe el canal medular puede ocasionar síntomas por estenosis de canal lumbar.

 

¿Qué ocurre para que aparezcan los problemas?

El canal medular está formado por el hueco que dejan las vértebras en su parte posterior. El canal medular es por tanto duro. No se expande. Sus paredes son de hueso.

Si en ese canal existe cualquier cosa que crezca dentro o se introduzca en su interior comprimirá los nervios que pasan a través de él.

Esta compresión de los nervios puede deberse a la compresión directa por lo que te he mencionado más arriba o puede ocurrir indirectamente por el aumento de la presión dentro del canal.

Al estar los nervios apretados, la circulación dentro del canal se obstruye y aumenta. El aumento de la presión puede causar congestión venosa, como las varices en las piernas. Se disminuye así el flujo sanguíneo arterial y la conducción del impulso a lo largo de las raíces nerviosas [estudio]. Es decir, con el tiempo se daña el nervio.

Imagínate un cable en movimiento pisado o estrangulado durante mucho tiempo. A la larga, los hilos de cobre de su interior se dañan.

 

¿De qué tenemos que distinguir el dolor por Estenosis de Canal Lumbar?

Lo que más puede parecerse es la ENFERMEDAD VASCULAR PERIFÉRICA.

Se confunden porque en las dos aparecen malestar en las piernas con el esfuerzo, aunque observando algunas características concretas podemos diferenciar la ESTENOSIS DE CANAL de la ENFERMEDAD VASCULAR PERIFÉRICA.

De forma sencilla, si mejoras cuando inclinas el tronco hacia delante es más probable que se deba a tu espalda y no a tus arterias.

Podemos confundirnos también con la polineurapatia, el dolor de la artrosis y la espondilolisteis. Los distinguiremos en base a ciertas cosas, pero la postura juega un papel importante para ponernos en la pista.

 

Los síntomas

Ya sabes que pueden ser variados.

Se puede manifestar por dolor en los miembros inferiores, pérdida de sensibilidad en las piernas y / o debilidad que se produce o empeora al caminar o estar de pie durante mucho tiempo en una postura erguida o con la espalda hacia atrás.

En algunos pacientes se puede producir una lesión más concreta de una raíz nerviosa que causa radiculopatía lumbosacra (dolor que baja por la pierna, “ciática”) como cuando tenemos una hernia discal.

 

Pero en raras ocasiones puede provocar un síndrome de cauda equina o síndrome de cola de caballo.

 

 

 

¿Estás contribuyendo a tener estenosis de canal lumbar?

Dímelo tú.

Sin quererlo, con nuestro ritmo de vida sedentario estamos comprando muchos billetes para que nos toque padecer dolores de espalda por una estenosis de canal lumbar.

Estar sentado muchas horas y tener debilitados ciertos músculos facilita mucho la estenosis de canal lumbar por degeneración o “desgaste” (artrosis).

Y es posible que el motivo sea que no sabemos muy bien relacionar las causas con los efectos (modo de vida-dolor-cambio de hábitos).

En mi propio aprendizaje he visto cómo la ARTROSIS es una causa incuestionable casi siempre. Me explico.

La artrosis era- y sigue siendo- como una maldición impuesta por los dioses. Si te toca tenerla no puedes hacer nada. FIN.

Incuestionable para el paciente y peor todavía, incuestionable para muchos médicos.

Tristemente, decir que te duele la espalda por la ARTROSIS parece que es darlo todo por perdido.

Que llegues a una consulta y que el médico te diga que en la radiografía te sale mucha artrosis y poco más es como sentenciar que lo tuyo no tiene arreglo.

Hacerte una resonancia o un tac y que le respondas al médico, cuando te pregunta “¿cómo es el dolor?”, que la prueba en cuestión te ha sacado 3 hernias y mucha artrosis transmite dos cosas:

1) que tú no eres una persona sino el informe de la resonancia, al que le das toda la autoridad sobre tu dolor.

2) todavía peor. Que claramente estás muy mal porque tienes 3 hernias y mucha artrosis, ya que lo dice la resonancia. Y eso por lo visto va a misa.

A muchos desde que saben lo que dice su resonancia parece que les duele más. Que están peor.

Esa es una de las formas en la que el médico, si no te explica bien la diferencia entre hallazgo y daño, puede encenderte el interruptor de “enfermedad” sin quererlo.

Esto en muchas personas supone un cierre total a algunos tratamientos y a cambios del estilo de vida. Incluso están convencidos que no pueden trabajar. Según palabras de muchos: “me tienen que dar una solución”.

Pues ese es el ERROR.

Querido lector. La ARTROSIS es, en cierto sentido, una forma de envejecimiento. Sólo eso. Pero está favorecido por cosas como nuestras –malas- posturas y nuestra falta de actividad física.

Con el paso del tiempo esto favorece la artrosis. Y en el caso del canal lumbar, si no somos activos desde jóvenes y equilibrados a nivel lumbopélvico, a eso de los 50-60 años o así, el dolor de espalda llamará a la puerta de muchos de nosotros de la mano de la Estenosis de Canal Lumbar.

Olvídate de la ARTROSIS. Lo importante es ser funcional

No ser funcional es lo que provoca dolor y problemas serios

Por eso insisto siempre tanto en que el tratamiento que no sea cirugía (ni pastillas a secas) es lo primero en los dolores osteomusculares. La cirugía ya sabemos cuándo debe actuar.

Recuerda: el tratamiento inicial de la ECL no es la cirugía sino la actividad física y otros ayudantes.

No hay una fuerte recomendación  de un tratamiento u otro (conservador o cirugía) (estudio, estudio, estudio), pero es lógico empezar por lo menos agresivo

 

¿Qué pasa si no lo consigues? Que puedes terminar en una cirugía

Salvo situaciones muy concretas estamos a tiempo para empezar a corregir este problema.

Puede que no puedas hacer la misma actividad si todavía no tienes estenosis de canal a si ya la tienes, pero siempre se puede hacer algo.

De hecho las personas de más edad que la padecen, sin ser conscientes, empiezan a buscarse sus mañas. ¿ Has visto a personas de mediana edad y mayores caminar apoyados en el carrito de la compra o inclinarse sobre una barandilla?.

Estas posturas abren el espacio que está estrechado y permite a los nervios del canal medular “respirar” un poco.

Fíjate qué fácil y sin hacer realmente nada. Imagina con un buen ejercicio.

Ya sabes. Busca ayuda profesional si no sabes cómo hacerlo.

 

¿Qué puedes hacer si tienes Estenosis de canal lumbar?

 

  • Practica actividad física que potencie tu musculatura lumbopélvica evitando al principio los ejercicios que extiendan mucho tu espalda.

  • Puedes probar a practicar bicicleta. Al inclinar hacia delante el tronco tu dolor se aliviará.

  • Puedes caminar con la ayuda de un bastón. Mensaje para presumidos: no tiene que ser un bastón “de viejo”. Hoy existen bastones deportivos para caminar, incluso los más rústicos tipo camino de Santiago. Puedes usarlo para justificar tus caminatas sin levantar sospechas. Así podrás seguir siendo presumido/a y no serás “un viejo/a”.

  • Haz descansos cuando lo necesites. Caminas, te paras un rato y luego sigues.

  • Realiza sentadillas y estira tus caderas.

  • Pon a trabajar tu trasero y fortalece los glúteos. Una simple cinta elástica puede ayudarte.

Recuerda, primero obtén un buen diagnóstico. Luego si no sabes cómo hacer estas actividades acude a un preparador físico. Hay muchas formas de hace la actividad que necesitas. Estos son simples ejemplos.

Pero si no lo consigues no dudes en acudir a tu cirujano de la espalda si:

 

  1. Tu dolor es progresivo. Esto indica que algo hay que está haciendo cada vez más daño a tus nervios y no lo has conseguido pararlo.

  2. Aparece pérdida de fuerza o de sensibilidad. Aparecen alteraciones a la hora de ir al baño para hacer tus necesidades. En este caso debes ir SIN DEMORA a las urgencias de un Hospital. Puedes estar sufriendo un síndrome de cola de caballo.

 

Cirugía

La misión de la cirugía es descomprimir los nervios que están atrapados.

 

En el caso del síndrome de cola de caballo hay que hacerlo de manera urgentísima.

 

 Pero la técnica quirúrgica variará según el grado de estrechamiento y la cantidad de niveles afectados en la espalda.

Cuanto más estrecho y atrapados estén los nervios, más agresiva será la cirugía.

 

En casos más leves puede hacerse con una pequeña herida en la espalda y colocar un sistema que levante la zona comprimida. Son los sistemas interespinosos. Como el X-stop (Medtronic) (estudio).

 

X-Stop. Tomado de https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=19387698%5Buid%5D

 

 

X-Stop. Tomado de https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=19387698%5Buid%5D

 

 

RM vertical en una paciente de 71 años con estenosis lumbar monosegmentaria en L4 / 5 y y clínica neurológica. Las exploraciones preoperatorias en la extensión ( a ) y la flexión ( c ) se mostraron con las correspondientes exploraciones de resonancia magnética funcional postoperatoria ( b , d ). La estenosis lumbar “blanda” dependiente de la posición en la extensión se reduce después de la implantación del X-Stop. No se observan cambios en las exploraciones de flexión, donde el paciente está asintomático. Los hallazgos radiológicos se correspondieron con el resultado postoperatorio satisfactorio con un aumento notable de la distancia a pie y el alivio de los síntomas.

(Tomado de https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2899666/)

 

Se pueden usar técnicas percutáneas, que se llaman. Se hace todo con incisiones pequeñas y guiado por ecografía o radiología.

 

Pero en casos graves con estrangulamiento literal de la médula (raíces nerviosas de la cola de caballo), hay que retirar todo el hueso crecido, fibrosis, y todo aquello que comprima a los nervios.

 

Imagen protegida por derechos (MQP) Observa donde señala la flecha que a ese nivel está totalmente obstruido el canal.

 

 

Imagen protegida por derechos (MQP). Misma situación pero visto desde otro ángulo. Apenas hay sitio para que pasen los nervios. Este paciente llegó a la cirugía con problemas de control de esfínteres, dificultad con algunos movimientos de los pies y problemas de la esfera sexual.

 

Cuanto más tejido tenemos que retirar para liberar los nervios las estabilidad de la columna se compromete más. Por eso añadimos tornillos y barras.

 

Imagen protegida por derechos (MQP). Tornillos y barra.

 

Es una cirugía bastante agresiva pero en la práctica clínica os aseguro que es bastante agradecida cuando la persona ya no puede más. Sobre todo cuando existe pérdida de fuerza y dolor que van en aumento.

Este es un ejemplo de cirugía agresiva. La compresión era muy severa. Había que retirar todo el hueso, ligamento y restos de discos que atrapaban la médula espinal. El pacientes está agradecido y se ha adaptado muy bien a la fijación de su espalda.

 

En el caso del síndrome de cola de caballo la cirugía puede evitar que pierdas el control de tus esfínteres, problemas de la esfera sexual, pérdida del movimiento de las piernas y de la sensibilidad en la zona de los genitales y la parte interna de los muslos. Algo muy serio.

Pero la cirugía en la estenosis de canal no está exenta de complicaciones y puede requerir nuevas cirugías en un futuro por reestenosis hasta en un 15-20%. Debe indicarse con cabeza y en su momento.

 

¿Y las inyecciones o infiltraciones epidurales con corticoides?

Pues la evidencia no las recomienda. Pueden usarse como forma de buscar un alivio si estás muy fastidiado (estudio, estudio)

Si te funcionan puedes iniciar una actividad física cuanto antes.

Cuando funcionan no suelen ser muy duraderas.

Pero ahí están. Para que arranques si optas por ellas.

 

La moraleja

Puede que no puedas evitar tener una estenosis de canal lumbar pero recuerda que la causa más frecuente no es la que viene de nacimiento. Es la degenerativa. La artósica. El desgaste.

 

Podemos evitar o retrasar ese desgaste con una actividad física adecuada.

Evita estar muchas horas sentado y haz estiramientos de la parte delantera de la pelvis y muslos y fortalecimiento de la parte trasera o glúteos.

Intenta realizar una rehabilitación correcta antes de darte por vencido.

Pide consejo a tu cirujano de la espalda.

La cirugía está para los casos graves y urgentes como el síndrome de cola de caballo.

Pero si tu discapacidad va progresando pese a todo, aunque no tengas un síndrome de cola de caballo, la cirugía es la opción a considerar.

 

Espero que te sirva.

¿Te duele la espalda con ciertas posturas o actividades? Cuéntamelo.

 

Por Dra Irene Sánchez de MasQuePastillas

¡Únete a nuestra comunidad y recibe gratis mi Guía con las 10 recomendaciones que mejorarán tu salud y tu aspecto en 2019! Probado.

 

 

Suscríbete a MQP ahora !!

2 comentarios

  1. M.Carmen 21/05/2019 00:33 - Responder

    Buenísimo el artículo doctora,como todos los que publica.Nos deja las dudas totalmente resueltas.Gracias por hacerlo de una manera tan clara.Un saludo!!

    • Dra. Irene Sánchez 21/05/2019 11:10 - Responder

      Gracias a ti por leerlo.
      Saludos.

Deja tu comentario

Usamos cookies para mejorar la experiencia del usuario y para estadísticas del tráfico. Al continuar navegando entendemos que Vd. lo consiente   Estoy de acuerdo