window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'UA-125503861-2'); setTimeout(“ga(‘send’,’event’,’Ajuste de Tasa de Rebote’,’Mas de 25 segundos de permanencia’)”,25000);

Caídas y no poder levantarte del suelo

/, Lesiones/Caídas y no poder levantarte del suelo

Caídas y no poder levantarte del suelo

2019-02-24T11:59:10+00:0010/Feb/19|Diagnósticos, Lesiones|Sin comentarios

CAIDAS Y NO PODER LEVANTARTE DEL SUELO

 

Después del último artículo ya sabemos que las caídas son uno de los dos riesgos principales para padecer fractura de cadera. El otro, si recuerdas, es la osteoporosis.

Pues bien, cada año 30 de cada 100 personas de 65 años se caerán. Y de cada 100 personas de 80 años o más, 50 se caerán.

De cada 100 personas de edad madura-avanzada que sufren caídas, 10 tendrán lesiones graves a consecuencia de caerse, como una fractura de cadera o un buen golpe en la cabeza con sus posibles y graves consecuencias.

En Estados Unidos, de cada 100 personas que van a urgencias, 10 son por caídas, y 6 terminarán ingresadas, y piensa que en ese país no todos tienen seguro médico como aquí en España. Así que puede que sean más.

No quiero ponerte el cuerpo malo, sólo que no podemos mirar hacia otro lado con estos datos, porque eso no evitará que nos pueda tocar a nosotros.

Un estudio encontró que las personas mayores que fueron hospitalizadas por una caída se recuperan peor. Se quedan tocadas, por así decirlo. Además, tienen mayor probabilidad de ser ingresadas en un asilo para cuidados en comparación con aquellas que fueron hospitalizadas por una razón no relacionada con una caída.

Es posible que nos libremos de una fractura de cadera si sufrimos una caída, pero si la tendencia a caernos o a tropezar es frecuente, nos estamos ganado un billete para el asilo o la necesidad de un cuidador.

 

Si quieres evitar el asilo, evita las caídas. Si quieres evitar las caídas. Muévete.

 

Casi la mitad de 313 personas de más de 72 años que sufrieron una caída sin daño grave fue incapaz de levantarse del suelo hasta por lo menos una hora después de la caída (estudio).

Lo mismo se vio en un grupo de 110 personas de más de 90 años, sino que esta vez el número de personas que no se pudieron levantar del suelo tras una sola caída sin daño fue del 80%. Es decir, la mayoría no pudieron levantarse.

Y es que las caídas, aunque no provoquen una fractura o un daño significativo, dejan un deterioro en la vitalidad de esa persona.

 

Las caídas son un aviso de que algo hay que cambiar

 

Pasan factura de algún modo y eso ha calado en nuestra mentalidad. Tenemos verdadero temor a las caídas porque sabemos que algo malo nos puede traer.

En este estudio se vio que la mayoría de las mujeres de edad avanzada estudiadas preferían la muerte a una mala fractura de cadera que necesitara cuidados en cama o ingreso en un asilo para cuidados.

El simple hecho de tener ese deseo es un grito de alarma. Y si ese deseo existe es un serio problema de salud que tenemos que cambiar. Porque no siempre está todo sentenciado.

Si queremos evitar las caídas lo primero es buscar soluciones concretas a problemas concretos que podamos tener: cirugía en caso de cataratas, por ejemplo.

Pero ya sabemos que practicar actividad física juega un papel importante en todo lo relacionado con nuestros músculos, huesos y todo el aparato que nos mueve, además de nuestra salud general.

Los beneficios de hacer actividad física son incalculables, pero te puedes hacer una idea con este cuadro.

 

https://www.england.nhs.uk/rightcare/wp-content/uploads/sites/40/2017/12/falls-fragility-fractures-pathway-v18.pdf

 

  • Reduce el riesgo de padecer demencia hasta un 30%
  • Reduce todas las causas de mortalidad hasta un 30%
  • Reduce la mortalidad por enfermedades cardiovasculares hasta un 30%
  • Reduce la diabetes tipo 2 hasta un 40%
  • Reduce el cáncer de colon hasta un 30%
  • Reduce el cáncer de mama hasta un 20%
  • Reduce la depresión hasta un 30%
  • Y reduce el riesgo de fractura de cadera hasta un 68%

 

Curiosamente todos nos sabemos la teoría muy bien: hacer actividad física es muy bueno para la salud. Pero a veces no sabemos cómo ponerla en práctica. Entre otras cosas porque todavía no ha calado que es algo de extrema importancia para nuestra salud, sino más bien que se trata de un pasatiempo.

Somos capaces de gastar mucho dinero en fármacos pero poco en promocionar y practicar la actividad física y hacerla fácil para cada persona.

 

¿Has visto el cuadro de antes? ¡¡¡REDUCE EL RIESGO DE PADECER UNA FRACTURA DE CADERA HASTA UN 68%!!!!!

No encontrarás pastilla ni agua bendita que te de esos resultados tan buenos.

Por tanto, estar en forma -ojo, no hablo de ir a las Olimpiadas ni hacer una media maratón- es la regla de oro que todos deberíamos imponernos como sea.

Porque, ¿sabes una cosa? Puedes echarte cremas o hacerte algún tratamiento, parecer más joven y conseguirlo; puedes gastarte tu sueldo en mantener un alto nivel de vida para vender que tienes pasta -aunque en realidad estés a dos nóminas de vivir debajo del puente- y conseguirlo. Pero el cuerpo no engaña. No miente.

Por mucho que me veas en chandal o mallas y deportivas último modelo, con sólo mirar mi cuerpo sabrás si soy sedentaria o no.

 

Se distingue una barriga cervecera al lejos, un culo de sillón con sólo volver la esquina y unos bracitos flácidos con el rabillo del ojo…Mensaje para desviados: NO HABLO DE BELLEZA, SINO DE SALUD.

La sinceridad de un cuerpo que está activo es brutal. Se ve de lejos. Y no me refiero al cuerpo “posturitas”, sino al cuerpo funcional, que es capaz de moverse con agilidad para cada edad, algo para lo que estamos diseñados pero que se nos ha olvidado.

¿Y qué tiene que ver esto con las caídas?

Todo. Porque si has leído al principio, caerse a cierta edad puede ser un billete a la muerte, en el peor de los casos, pero como poco a una fractura de cadera o un buen “cocazo” en ciertas edades.

Por lo que estar en forma es sinónimo de que vivirás más años y/o con mejor calidad de vida.

¿Y qué es lo mínimo para estar en forma?

Buena pregunta.

No voy a centrarme ahora en las cualidades físicas básicas para definir qué es estar en forma. Se puede hablar de esto otro día.

Mientras quiero hablarte de una curiosa prueba.

Sentarse y levantarse del suelo

video

video  

 

Esta prueba fue diseñada por investigadores brasileños y se le conoce popularmente como:

El ejercicio sencillo que predice el tiempo que vas a vivir

Tranquilo. No es realmente así. Los titulares casi siempre son sensacionalistas para captar tu atención.

Para aquellos que no están familiarizados con la prueba de sentarse y levantarse, lo explico a continuación:

  1. Estando primero de pie, te sientas en el suelo y luego te vuelves a levantar apoyándote lo mínimo posible con manos, rodillas o lo que sea.
  2. Se obtienen 5 puntos si puedes sentarte sin apoyo y 5 puntos más si puedes permanecer de pie sin apoyo, para obtener un puntaje total de 10. Para cada mano, rodilla u otra forma de apoyo que use en el camino hacia abajo y hacia arriba, se deducirá 1 punto a partir de su puntuación. Y si hay pérdida de equilibrio, se resta medio punto.

Si te sirve de consuelo, la mayoría de las personas no la completan perfectamente, incluso los jóvenes.

Se trata de un estudio que por sus características hay que interpretar correctamente

Pero no me voy a adentrar en detalles técnicos.

El test de sentarse y levantarse es una prueba que nos puede servir para darnos cuenta realmente de lo ágiles que somos en este momento y de los aspectos que podemos mejorar.

Es interesante a cualquier edad, pero en las personas de edad avanzada puede ser una forma de predecir si esa persona podrá o no levantarse en caso de caída, porque como hemos visto, las caídas son causa frecuente de fractura de cadera y de posibles complicaciones graves. Y esto sí es muy importante.

Por tanto, si te levantas con ayuda de tus manos o rodillas o no puedes levantarte bien, no significa que te vayas a morir ya o a vivir menos, literalmente

Esta prueba no es la pitonisa Lola “que ve tu futuro”.

En mi opinión, esta prueba nos ayuda a darnos cuenta de que necesitamos mejorar nuestra movilidad trabajando el equilibrio, la fuerza y la elasticidad, algo que podemos hacer con sencillos ejercicios en casa o si lo prefieres y te sienta bien, con yoga o pilates, por citar algunos ejemplos.

Lo que no debe generarte esta prueba es preocupación ni miedo al pensar que te vas a morir por el hecho de haber apoyado la mano o las rodillas para levantarte.

¿Te ha quedado claro? Porque yo no consigo T-O-D-A-V-I-A levantarme sin cierto impulso.

Me motiva para seguir mejorando, porque sé que lo conseguiré cambiando ciertos hábitos, como dejar de estar sentada tantas horas seguidas y hacer más actividad física.

Ahora imagina que por la causa que sea sufres una caída en un lugar donde se desencadena un incendio. Conseguir levantarte juega un papel crucial que puede ser la diferencia entre la vida y la muerte. Pues imagina que esto te ocurre con cierta edad avanzada. A ti o a un familiar querido.

 

Esta prueba te pone a prueba para que mejores. Así que si no puedes levantarte del suelo, ya sabes, ve a que tu médico te revise medicación, vista, calzado, etc. y justo después te apuntas al pilates o te vas con un grupo a hacer Tai chi, u otras mil formas de moverte para ganar equilibrio, fuerza y elaticidad, con la que estés a gusto.

 

Porque el verdadero mensaje de esta prueba no es que tienes que conseguir levantarte sin apoyarte. El verdadero mensaje es que EL MOVIMIENTO ES VIDA

 


Como diría  Thomas Wayne en Batman“¿Por qué nos caemos, Bruce? Para aprender a levantarnos”

(Thomas Wayne, ‘Batman Begins’)


 

Si has llegado hasta aquí pensarás que todo esto está muy bien pero que tu abuela de 85 años con demencia no se va a sentar y a levantar del suelo a lo “Lázaro, levántate y anda” para ver qué tal lo hace. Ni tampoco la vas a apuntar al zumba.

No, hasta ahí llego.

 

¿Qué podemos hacer con personas mayores con alto riesgo de caídas?

La actividad física puede ser lo mejor pero no previene las caídas en todo el mundo. Esto es especialmente visible en personas con demencia, polimedicadas y limitadas para realizar solos sus actividades diarias.

El riesgo de fracturas en estas personas es elevado fundamentalmente si tuvieron ya una fractura osteoporótica, como la fractura de cadera, la espalda o la muñeca.

Así que las recomendaciones a modo de puntos son las siguientes:

  • Revisar los riesgos en el hogar. Evitar cables, alfombras en las zonas de paso. Facilitar pasamanos y zonas de agarre. Iluminar correctamente las estancias.

 

Caerse por la noche cuando quieren ir al baño es muy frecuente.

 

  • Ejercicios de movilidad adaptados. Siempre hay algo que pueden hacer, en grupo mejor, con goma elástica, etc. Facilítale el ejercicio.

  • Se deben revisar los medicamentos.

  • El riesgo de caída aumenta con la cantidad de medicamentos.

Y un repaso al menos cada año no viene mal. Díselo a tu médico.

 

  • Revisar la toma de alimentos ricos en vitamina D y K2 que toman.

La osteoporosis tiene que ver con esto.

 

  • Exponerlos al sol. En mi guía gratuita te doy detalles sobre este y más aspectos, válidos para todo el mundo.

  • Suplementar con vitamina D si tienen niveles bajos pese a la alimentación, pese a que tomen el sol o si tienen problemas de malabsorción y obesidad. Sobre todo si tienen una marcha lenta, problemas de equilibrio o dificultad para levantarse de una silla.

  • Sistemas de alarma tipo botón de llamada a emergencias en pulsera o collar, aunque no suelen usarlas mucho.

MORALEJA:

Si te caes con frecuencia, sobre todo si tienes más de 65 años, préstale atención. Probablemente necesites cambiar el tipo de zapato, revisarte la vista, la medicación que tomas por tus problemas de salud o dejar de estar sentado tantas horas.

Un poco de ejercicio puede ser la deferencia entre caerte y levantarte o caerte y no poder levantarte del suelo, y te puedes hacer una idea de cuánto ágil estás haciendo la prueba de sentarte y levantarte, pero sólo como una idea. No significa que te vaya a pasar nada malo si no la haces bien.

Puedes usarla para medirte ahora y dentro de un mes o varios meses, cuando hayas empezado a hacer pilates, por ejemplo, para ver los cambios.

 

Porque a partir de cierta edad, sobre todo avanzada, si te caes aunque no te pase nada, el resultado será muy diferente si puedes levantarte o no del suelo. Muchas personas no pudieron levantarse hasta pasada una hora, y si te caes y te lesionas, como una fractura de cadera, créeme que la recuperación será mucho mejor si antes de la caída eras una persona más o menos ágil y sin caídas.

De hecho esta es la diferencia la mayoría de las veces entre  volver a caminar o no tras la cirugía.

Las cosas se complican más cuando no nos movemos con la suficiente agilidad.

Así que para evitar caídas y por tu salud

 

¡Muévete, “corasón”!

 

 

Por Dra. Irene Sánchez

¡Únete a nuestra comunidad y recibe gratis la Guía 2019: 10 tips que mejorarán tu salud y aspecto!

No te la pierdas. Pincha aquí.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Suscríbete a MQP ahora !!

Deja tu comentario

Usamos cookies para mejorar la experiencia del usuario y para estadísticas del tráfico. Al continuar navegando entendemos que Vd. lo consiente   Estoy de acuerdo