window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'UA-125503861-2'); setTimeout(“ga(‘send’,’event’,’Ajuste de Tasa de Rebote’,’Mas de 25 segundos de permanencia’)”,25000);

Bienvenido a MásQuePastillas

//Bienvenido a MásQuePastillas

Bienvenido a MásQuePastillas

2018-09-25T13:09:37+00:0010/Sep/18|Noticias|4 comentarios

Empieza la andadura de este blog. En él vamos a desgranar poco a poco las dudas que nos vayan surgiendo sobre el dolor osteomuscular y los problemas que afectan al aparato locomotor.

Vivimos una época repleta de información al alcance de todos, pero la realidad es que la mayoría de las personas no están informadas ni toda la información es válida. Y esto incluye a muchos profesionales de la salud, no sólo a gente de a pie.

Vivimos un momento de necesario cambio de paradigma en nuestra medicina que permita ver al paciente de manera más integral, pero sin caer en pensamientos mágicos ni misticismos. Hoy día se está haciendo un abuso de palabras como integrativo, holístico, etc. y esto lo complica todo porque, ¿cómo separamos la información valida de la que no lo es?

Por otro lado somos capaces de solucionar problemas agudos, como fracturas, infecciones, heridas y toda clase de situaciones más o menos repentinas, pero no estamos teniendo la capacidad de solucionar otro tipo de dolencias, las que se constituyen como crónicas, como la fibromialgia o el dolor crónico, posiblemente por un enfoque inadecuado a la hora de abordarlas.

¿Sabías que la consulta más frecuente en todo el mundo cuando se va al médico es sobre el dolor de espalda, junto con la migraña?

Aquí hablaremos de dolor de espalda, de dolor crónico, agudo, de dolor articular y muscular, de fracturas y lesiones, de cirugía, de actividad física y de tratamientos según dice la ciencia. Aquí hablaremos de dolor osteomuscular y todo lo que le rodea. Y te adelanto que todo influye en él: el sedentarismo, nuestra forma de pensar, el incumplimiento, la nutrición incorrecta, la fragmentación en el tratamiento, la desinformación…

Empieza la andadura de este blog:

MásQuePastillas

Traumatología y dolor osteomuscular tratados de forma diferente

Suscríbete a MQP ahora !!

4 comentarios

  1. María José Corchado Barroso 19/09/2018 00:07 - Responder

    Ojalá tengas razón!
    Me encantaría encontrar la solución a una vida sin dolor y normal, ser la que fui, tener fuerza para llevar mi día a día sin tantas limitaciones.
    Gracias.

    • Dra. Irene Sánchez 19/09/2018 07:02 - Responder

      Hola María José y gracias por tu comentario.
      Yo elijo ser positiva.
      No pierdas el ánimo.
      Un saludo.

  2. Juan jise 21/10/2018 15:07 - Responder

    Hola, tengo mucho dolor en la mano derecha por risartrosis.habría algo distinto a la cirugía. Gracias

    • Dra. Irene Sánchez 21/10/2018 17:37 - Responder

      Hola Juan. Gracias por tu comentario.
      Supongo que tienes un diagnóstico claro de rizartrosis, que es la artrosis que afecta a la zona del pulgar.

      El tratamiento depende de la fase en la que estés. La cirugía se deja para fases avanzadas cuando se ha probado todo y el dolor es muy limitante.
      Si no estás en esa fase, puedes beneficiarte de fisioterapia para fortalecer ciertos músculos, y de férulas nocturnas que colocan el dedo en una posición beneficiosa para la articulación afectada.

      En cuanto a medicamentos, en periodos de inflamación puedes tomar antiinflamatorios.

      Se han usado inyecciones de corticoides también para calmar el dolor y la inflamación cuando están presente.

      Las inyecciones de acido hialurónico se han usado a modo de lubricante para la articulación, aunque existe algún estudio que dice que no parece que funcionen realmente.

      Otra opción a probar son las inyecciones con plasma rico en plaquetas, aunque los estudios sobre estos todavía no son de la mejor calidad. En los que hay, parece reducir el dolor.

      Particularmente añado cambios en la alimentación eliminando alimentos proinflamatorios, como harinas refinadas, azúcar refinado y productos procesados.

      Insiste en la fisioterapia, en una férula de separación del pulgar, si es necesario por temporadas, y en cambios en la alimentación.
      Espero que te sirva.

Deja tu comentario

Usamos cookies para mejorar la experiencia del usuario y para estadísticas del tráfico. Al continuar navegando entendemos que Vd. lo consiente   Estoy de acuerdo