window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'UA-125503861-2'); setTimeout(“ga(‘send’,’event’,’Ajuste de Tasa de Rebote’,’Mas de 25 segundos de permanencia’)”,25000);

Acupuntura ¿funciona?

//Acupuntura ¿funciona?

Acupuntura ¿funciona?

2019-04-01T17:59:18+00:0001/Abr/19|Opinión|4 comentarios

ACUPUNTURA ¿FUNCIONA?

 

Hoy voy a adentrarme en uno de los temas que yo considero polémicos.

Seguro que muchos habéis oído que el Gobierno de España lanzó en 2018 un plan contra las pseudociencias que incluye medidas para eliminar estas prácticas de los centros sanitarios y universidades además de combatir su publicidad engañosa.

 

El denominado Plan para la Protección de la Salud frente a las Pseudoterapias fue presentado en rueda de prensa el pasado año por los ministros de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, y de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque.

 

Yo soy la primera que quiero saber si realmente funcionan para recomendarlas a mis pacientes

Y en concreto me interesa la Acupuntura

 

Mi búsqueda se ha topado con lo de siempre. Y es que en la literatura científica te vas a encontrar con “estudios de los dos bandos”. Los que dicen que sí funciona y los que dicen que no funciona. Pero atento, no sólo para la Acupuntura. Esto es así para casi cualquier fármaco o técnica en uso. Ni si quiera la cirugía se escapa, aunque sin duda es menos frecuente. ¿Sorprendido?

 

Es aquí cuando tenemos que hilar fino y recurrir a estudios de calidad, los de mayor calidad que existan, porque puede que todavía no podamos cerrar conclusiones con respecto a todas las ciencias por falta de estudios bien diseñados e independientes.

No estoy diciendo que debamos tener fe en que se demostrará que sí funcionará lo que nos gustaría que funcionara. Puede que al final se demuestre que sí funciona o que no funciona. Cuando eso ocurra lo tendremos que aceptar.

Lo que quiero decirte es que nuestro deber es basarnos en lo que se puede comprobar y reproducir en las mismas circunstancias. Lo que tiene una buena evidencia.

Y hablo de salud, de tratamientos. Aplicar los mismos tratamientos que se han demostrado que funcionan significa que funcionarán en las mismas condiciones para otras personas.

Eso es lo que le toca demostrar ahora a la Acupuntura.

 

¿Pero qué se incluye en las pseudociencias o pseudoterapias?

 

No hay un listado cerrado de pseudociencias o pseudoterapias puesto que unas terapias pueden tener eficacia para una indicación y ser pseudoterapias (que no funcionan) para el tratamiento de otras patologías, pero Sanidad analizó en 2011 las principales terapias naturales y la Organización Médica Colegial (OMC) ha revisado esa clasificación. Y la ACUPUNTURA está en la lista (puedes picar en):

http://www.mscbs.gob.es/novedades/docs/analisisSituacionTNatu.pdf

 

Dos puntos interesantes sobresalen en este último párrafo:

  1. Que parece ser que algunas terapias sí funcionan en algunos casos.

  2. Que aunque estén divididas en grupos como, sistemas integrales (homeopatía, acupuntura, etc.), prácticas biológicas (fitoterapia), prácticas basadas en el cuerpo (osteopatía, quiropraxia), técnicas de la mente (yoga, hipnoterapia, musicoterapia) y técnicas sobre la base de la energía (Reiki, etc.),

todas están metidas en el mismo saco

Por tanto, mi conclusión preliminar es que aunque hay que ser siempre crítico, es bastante injusto meter a todas las supuestas pseudoterapias en el mismo grupo.

Por eso, en lo que respecta a la ACUPUNTURA, la Sociedad Española de Médicos Acupuntores (SEMA) llama a la cordura de nuestros gobernantes para que se analicen separadamente estas terapias, ya que no hacerlo destila poco rigor científico, por no decir oscurantismo o intereses.

 

Las dos listas

A fecha de hoy, el Gobierno de España ha realizado dos listas. Una donde se enumeran las terapias totalmente desechadas (que no funcionan) y otra lista donde están las que se someterán a revisión. En esta última está la Acupuntura.

 

Fuente: El País (www.elpais.com)

 

Se han basado en una búsqueda de estudios en los últimos años. Para aquellas que no tienen ningún estudio científico, sea este de calidad o no, pasan a la primera lista, las que se prohibirán directamente. Para las que tienen estudios, se les ofrece una oportunidad.

 

Fuente: El País (www.elpais.com)

 

Ahora podría escribirte millones de líneas sobre argumentos a favor y en contra de la Acupuntura porque ha dado y sigue dando qué hablar.

Pero voy a simplificarlo.

 

La opinión de los defensores de la Acupuntura

La Acupuntura es un procedimiento médico que consiste en insertar agujas en sitios concretos de nuestro cuerpo que se originó en China en la antigüedad.

Sus efectos se producen sobre todo a través del Sistema Nervioso. Pero también participan otros tejidos.

Lo que hoy se practica es una adaptación de la antigua Acupuntura china (neuromodulación).

No es nunca una alternativa a la medicina convencional, sino que la complementa para mejorar la calidad de vida de los pacientes.

No sólo actúa reduciendo el dolor sino que provoca reacciones en nuestro sistema de defensas (sistema autoinmune) mejorándolo (estudio), por lo que reduce el dolor y la inflamación.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) registró numerosos estudios en los que la Acupuntura demostraba su eficacia y elaboró un listado. Estas son las enfermedades o problemas en los que la Acupuntura se ha demostrado eficaz según la OMS (puedes picar en este enlace para ver original).

 

 

 

Además, según la OMS, la Acupuntura también ha demostrado funcionar en procesos como los síntomas asociados al síndrome premenstrual, la parálisis facial, la Fibromialgia, la fascitis plantar, la artrosis, etc.

 

¿Y quiénes usan más la Acupuntura?

 

El dolor de espalda es la razón más común por la que los pacientes buscan tratamiento de acupuntura, seguido de dolor en las articulaciones, dolor de cuello, migrañas y otras formas de dolor recurrente

 

Y casi todos estos problemas tienen que ver mucho con la temática de este blog y conmigo. Por eso es tan importante para mí aclarar esto.

Los defensores de la Acupuntura comentan además que la Sociedad Americana del Cáncer la ha incluido en 2017 en su guía de práctica clínica para el tratamiento de la fatiga, la ansiedad y la depresión, así como para la mejoría de la calidad de vida relacionada con el cáncer.

En Europa, también se recomiendan en guías como la de la Asociación de Oncología Ginecológica, en 2018, que recomienda la Acupuntura para el insomnio, dolores articulares secundarios a tratamientos, neuropatía periférica, dolor asociado al cáncer, entre otros.

Y sin estar asociado al cáncer, el Colegio Americano de Médicos la recomienda entre las primeras opciones de tratamiento para la LUMBALGIA.

Estos son algunos ejemplos.

La conclusión de los defensores de la Acupuntura es que se trata de un procedimiento médico con un elevado nivel de evidencia (recuerda que ahora esto del nivel de evidencia es muy importante) y por tanto,

Al tener tantos estudios donde se comprueba su eficacia, no se puede tratar como pseudociencia

Muchos también han hablado de intereses de la industria farmacéutica en contra de la Acupuntura.

 

 

La opinión de los detractores de la Acupuntura

Aunque la resuma en pocas líneas no por ello le resto menos importancia.

La Acupuntura se basa en una filosofía y no en una ciencia.

La Acupuntura tiene resultados por el efecto placebo, no por una acción específica de la acupuntura.

Los estudios que hay respecto a la Acupuntura tienen fallos en su diseño, por tanto las conclusiones no son válidas.

Cuanto mejor es el estudio (menos fallos tiene) más se demuestra que la Acupuntura verdadera tiene los mismos resultados que la falsa (realizada con agujas que no llegan a clavarse sino que dan la sensación de clavarse, o no llegan al plano de la piel donde se supone que la Acupuntura realiza su acción).

Los buenos resultados que se obtienen con la Acupuntura son el resultado de la atención amable, serena y el ambiente acogedor que se respira cuando se practica esta técnica. Muy diferente de la Medicina de 6 minutos por pacientes, con salas de urgencias atestadas y con profesionales de trato frío.

 

Mi opinión a día de hoy

Como sabéis tengo un título de Experto universitario en la aplicación práctica de la Acupuntura y, aunque actualmente no la practico, es posible que este hecho me haga tener una predisposición positiva hacia la Acupuntura.

Pero para mí era importante conocerla para saber si podía recomendarla o no.

Por desgracia veo a muchos pacientes, sobre todo entre los 40 y los 65-70 años, que toman a diario más de una pastilla por problemas poco definidos, mal diagnosticados o mal llevados, como gastritis, ansiedad, dolor crónico, etc.

En mi experiencia he tenido muchos casos en los que me han pedido que les recete protectores gástricos o fármacos para la ansiedad sin diagnóstico claro. Cuando les he comentado que lo ideal es ir retirándolos me han expresado que “no pueden” aunque quieran.

La razón es que llevan años tomándolas y tienen una dependencia, por lo menos psicológica, de esas pastillas.

Luego recuerdo el caso de una antigua vecina que desde el balcón recomendaba la toma conjunta de Ibuprofeno 800 mg, dos comprimidos juntos, con un refresco de cola para cualquier dolor. Ella lo tomaba casi a diario y era lo único que le servía, según anunciaba.

Ahora no sé si está en diálisis.

 

También he vivido ya en varias ocasiones el caso de personas que han tenido un síndrome de abstinencia a la morfina.

Estos hechos son los que hacen que muchos profesionales de la salud busquen otras alternativas menos agresivas.

También están aquellos pacientes con alergia a fármacos o a los que no se les puede administrar medicación por otra causa.

Por este motivo, la toma diaria de PASTILLAS NO ESTRICTAMENTE NECESARIAS PARA LA VIDA, es por lo que abrí la puerta a la Acupuntura, una técnica sin apenas complicaciones, porque

¿Qué es más sano? ¿Tomarte pastillas a diario o la Acupuntura?

Pero por otro lado veo que, a día de hoy, tengo que ser crítica con ella.

 

El poder de tu cerebro, el efecto placebo y conocer mejor el funcionamiento del dolor

El efecto placebo consiste en obtener efectos beneficiosos de sustancias o técnicas que de por si no tienen efecto curativo en el problema que se trate. Ejemplo, tienes una mejoría en tu dolor después de que te inyecten agua.

Es un tipo de condicionamiento clásico (según la psicología).

El efecto placebo ocurre sin darnos cuenta. Pero no tiene por qué ser negativo. Al contrario.

Como ya observa Lorimer Moseley en sus estudios sobre dolor, la acupuntura puede reducir el dolor, pero no funciona siempre. De hecho, se piensa que la acupuntura tiene mejores resultados si está realizada por un hombre chino, en una mujer china y en China; y tiene peores resultados si está realizada por una mujer que no sea china, en un hombre chino y en cualquier otro lugar que no sea China.

Esto quiere decirnos que nuestro cerebro, creencias y cómo procesamos la información tienen mucho que ver en nuestro dolor y su modulación.

Si crees que realmente funciona, es posible que te funcione de alguna manera

Hombre feliz pese a tener agujas clavadas en su oreja. Predisposición positiva.

 

El lado oscuro. La verdadera eficacia de muchos fármacos y otras técnicas sometidas a duda

Este apartado da para un post aparte, pero por dar alguna pincelada te pondré un ejemplo.

Los fármacos antiinflamatorios son de uso muy extendido. Pero son peligrosos ya que tienen riesgo de efectos adversos muy graves, como infartos de miocardio, úlceras estomacales o insuficiencia renal.

A diario se consumen toneladas de estos fármacos para el dolor y la inflamación. Y a diario salen al mercado nuevos fármacos de esta familia.

Pues bien, algunos de ellos, aunque son más caros, los más modernos, no parecen ser mejores que la Aspirina (estudio).

E incluso en estudios bien diseñados se ha comprobado que no tienen efecto antiinflamatorio para el problema concreto que se estudió (estudio).

Y pese a todo, como mi antigua vecina, millones de persona los toman a diario durante periodos prolongadísimos o incluso de por vida, lo que no puede ser.

No hablo de otras enfermedades que precisan medicamentos a diario. No digo que no los tomes.

Hablo de dolor osteomuscular y la toma diaria de pastillas para el mismo.

 

Mi conclusión actual

Mi deber es informar que actualmente no está demostrado 100% que la Acupuntura funcione, pero recuerda que tampoco funcionan o tienen resultados al 100% muchos fármacos ni técnicas de tratamiento que se usan a diario.

Ejemplos sencillos son los infrarrojos para el dolor de espalda, la magnetoterapia para ayudar a que las fracturas suelden, algunos tipos de cirugía, fármacos, etc., etc.

Y añado, ¿puedo yo hacer cambiar de opinión a alguien en 6-10 minutos de consulta si realmente está convencido de que la Acupuntura funciona?

(Esto me recuerda a un libro de Miguel de Unamuno que te recomiendo que leas: San Manuel Bueno, mártir).

Por eso mi conclusión en relación al dolor de espalda, dolor muscular o articular y la Acupuntura es la siguiente:

  • No puedo afirmar con rotundidad que la Acupuntura funcione pero tampoco que no funcione. Sigo a la espera de evidencia de calidad.

  • Si crees que funciona prefiero que la uses como complemento a una correcta actividad física y una vida saludable si eso va a hacer que reduzcas la toma diaria y prolongada de fármacos habituales para el dolor.

  • Porque en el hipotético caso de que la Acupuntura no funcione y que sea sólo un placebo, ¿es mejor la toma diaria crónica de pastillas para tu cuerpo o una técnica sin apenas complicaciones graves? Recuerda el ejemplo de los antiinflamatorios.

  • Pienso que primero tu dolor debe ser valorado por un médico para descartar cosas graves y después debes preguntarle qué puedes hacer o a quién dirigirte.

  • Debes saber en qué situación se encuentra ahora la Acupuntura como para cualquier otra técnica o tratamiento que te apliquen.

  • Creo que la Acupuntura, aunque pueda ser un placebo, debe ser practicada por profesionales con titulación en ciencias de la salud.

  • No sustituye a la actividad física ni a otros tratamientos médicos concretos.

  • El hecho de que yo sea permisiva con la Acupuntura no significa que esté aplicando esto al resto de las llamadas pseudoterapias.

  • Yo, al igual que todos, tendré que esperar a resultados más concluyentes y contundentes. Reproducibles siempre con la Acupuntura. Y ya es hora de que también lo apliquemos a cualquier técnica.

  • Prefiero por encima de todo que conozcas tu dolor y su funcionamiento antes de someterte a cualquier tratamiento. Te sorprenderá que a veces ese dolor desaparece con sólo conocer algunos detalles sobre el mismo.

Y es que cuánta razón tenía aquella leyenda en el Templo de Apolo, en la antigua Grecia, que decía

Conócete a ti mismo

 


Porque aunque esté pendiente de resultados más contundentes a su favor sigo pensando que, considerando el riesgo-beneficio, la Acupuntura tiene su sitio. Entra en ese principio que ya os he comentado antes de

Mejor la evidencia basada en la Medicina que la Medicina basada en la evidencia


 

Nota: en este artículo se resume la principal evidencia a favor de la Acupuntura. Es muy amplia. Los detractores creen que son estudios no bien diseñados. Busca, infórmate y saca tus propias conclusiones fundamentadas.

 

Por Dra Irene Sánchez de MasQuePastillas

¡Únete a nuestra comunidad y recibe gratis mi Guía con las 10 recomendaciones que mejorarán tu salud y tu aspecto en 2019! Probado.

 

Suscríbete a MQP ahora !!

4 comentarios

  1. Javier 02/04/2019 10:34 - Responder

    Estimada Dra. Sánchez:

    Me ha parecido interesantísimo este blogpost. Sobre todo por venir de quien viene: una doctora que da su visión desde el campo de la medicina convencional.

    Personalmente soy muy escéptico con las denominadas pseudoterapias o terapias alternativas. Aunque por lo que he podido “rascar”, hay estudios científicos que avalan algunas de sus técnicas. Usted habla de la acupuntura, pero podríamos hablar de otra como la osteopatía, que en nuestro país prolifera sin distinción entre los fisioterapeutas.

    Creo que, en cualquier caso, habría que distinguir entre la filosofía que las sustenta (que es más bien un sistema de creencias imposible de contrastar científicamente) y las técnicas que utilizan, que estas sí se pueden contrastar e incluso emplear si funcionan – como parece que ocurre con la acupuntura y ciertas dolencias o la osteopatía -, sobre todo para evitar el uso prolongado de la medicación (usted menciona los antiinflamatorios).

    En fin, parece que todavía queda mucho por investigar y por conocer en el campo del dolor. Y me parece bien que, desde una perspectiva científica, nos acerquemos a determinados tratamientos menos agresivos que los de la medicina química (imprescindibles, claro, siempre y cuando no se prolonguen por sus efectos secundarios).

    Saludos,
    Javier

    • Dra. Irene Sánchez 02/04/2019 16:47 - Responder

      Siempre hay que tender a lo demostrable y reproducible pero sobre todo que sea lo menos dañino para el paciente.
      Saludos.

  2. Allinone 06/04/2019 10:02 - Responder

    Muy buenas. Desgraciadamente el que no ve solución a sus problemas de salud en la Medicina convencional huye ,sin remedio, hacia otras terapias porque se sienten desauciados por el sistema. Eso es lo que ha hecho que proliferen estas terapias o pseudoterapias. Un problema que no ha sido atajado ni desde la Sanidad ni desde la Administración y que se quiere manejar de un plumazo.
    Un saludo.

    • Dra. Irene Sánchez 06/04/2019 16:21 - Responder

      Sin duda es un tema que necesita regulación. Esto evitará confusiones y problemas.
      Un saludo y gracias por tu comentario.

Deja tu comentario

Usamos cookies para mejorar la experiencia del usuario y para estadísticas del tráfico. Al continuar navegando entendemos que Vd. lo consiente   Estoy de acuerdo